Medias Rojas superan a los Orioles quienes llegan a 112 dereotas
septiembre 27, 2018
Los Boston Celtics fuertes para la temporada 2018-2019
octubre 1, 2018

BALONCESTO

AÑO DE CREACIÓN: 1989

 PABELLÓN: Amway Center

PROPIETARIO: RDV Sports, Inc.

GENERAL MANAGER: John Hammond

ENTRENADOR: Steve Clifford

TÍTULOS: –

 

PASADA TEMPORADA: 25-57 (fuera de playoffs)

PRINCIPALES ALTAS: Timofey Mozgov, Jerian Grant, Mohamed Bamba, Melvin Frazier, Jarred Vanderbilt.

PRINCIPALES BAJAS: Mario Hezonja, Shelvin Mack.

CONTRATOS MÁS ALTOS 2018-19: Aaron Gordon (21,5), Evan Fournier (17), Timofey Mozgov (16), Nikola Vucevic (12,7), Terrence Ross (10,5)

PRINCIPALES JUGADORES EN ÚLTIMO AÑO DE CONTRATO: Nikola Vucevic, Terrence Ross.

ANÁLISIS: algo de luz en una reconstrucción eterna.

 

Se puede decir lo que se quiera de Dwight Howard, que se ha convertido en un pívot itinerante que produce de forma modesta en pista y da quebraderos de cabeza en el vestuario. O esa fama arrastra el que era, hace una década, un pívot temible que llevó a los Magic a ser uno de los mejores equipos del Este y a retar a los Lakers en las Finales de 2009. Fue el mejor momento de una franquicia cada vez menos joven que nunca ha logrado después seguir el hilo de aquel proyecto y que lleva seis años fuera de playoffs, cinco de ellos por debajo de las 50 victorias.

El equipo de Florida ni siquiera ha podido capitalizar de la mejor manera este eterno paso por las cloacas: han ido saliendo de mala manera Victor Oladipo, Tobias Harris, Elfrid Payton… y este verano Mario Hezonja, que buscará su (¿última?) oportunidad NBA en los Knicks. El estandarte de ese intento de reconstrucción que se ha eternizado es Aaron Gordon, que progresa adecuadamente, se acerca el nivel de estrella y firmó este verano por 4 años y 84 millones. Junto a él, la promesa de un futuro mejor: Jonathan Isaac (número 6 en 2017) y Mohamed Bamba (6 en 2018), dos monstruos defensivos que pueden transformar al que ha sido uno de los peores equipos de la NBA en esa parcela en las dos últimas temporadas. Bamba, un cuerpo nunca visto con 2,40 de envergadura, tiene mimbres de jugador especial. Incluso de aspirante a mejor jugador de un draft con una pinta excelente.

Gordon, Isaac y Bamba pueden formar combinaciones de músculo inacabable en un frontcourt en el que compartirán minutos con Nikola Vucevic (acaba contrato) y, tal vez, un Mozgov cuya carrera va en picado. Más débil es en el backcourt un proyecto en el que Fournier seguirá poniendo puntos, Simmons y Ross trabajo como swingman y en el que hay muchas dudas en el puesto de base, a priori a repartir entre DJ Augustin y Jerian Grant. Vucevic y Ross, con sus expiring contracts, pueden ser piezas interesantes en el mercado invernal, antes de un final de temporada en el que los Magic tendrán margen económico para dar guerra… pero veremos si la suficiente respetabilidad. Para eso llega Steve Clifford, un veterano y ultra profesional entrenador que tratará de dar la cohesión que no puedo aportar Frank Vogel. El futuro sigue muy lejos en Orlando. Pero quizá ahora, por fin, un poco menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *