Cabrera, entre mejores de Tigres

Lakers aseguraron continuidad de LeBron y Davis
diciembre 4, 2020
¿Neymar y Messi en el PSG?
diciembre 4, 2020

Cabrera, entre mejores de Tigres

Los Tigres tienen una amplia historia como una de las franquicias más importantes en la Liga Americana, que incluye cuatro títulos de Serie Mundial, 11 viajes al Clásico de Otoño y cinco temporadas con 100 victorias o más. Pero Detroit ha disfrutado también de éxitos individuales, con 12 premios a Jugador Más Valioso, cinco Premios Cy Young y cinco Novatos del Año.

Aunque los Tigres de 1984 mayormente son reconocidos como el mejor equipo en la historia de la franquicia, ¿cuál sería la mejor temporada individual para un jugador de Detroit? Aquí ,mi lista de las cinco mejores:

1. Ty Cobb, 1911

Dato clave: Lideró las Mayores con promedio de .419, 127 impulsadas y OPS+ de 196. Fue el JMV de la Liga Americana.

Cobb fácilmente podría dominar esta lista él solo. Las cinco mejores campañas en cuanto a WAR (Victorias por Encima del Reemplazo, por sus siglas en inglés) se refiere, según Baseball Reference, le pertenecen a él. Su 1911 es la segunda en dicha lista, pero es el año en el que ganó el Premio Chalmers, el predecesor al JMV de la Americana. También lo ganó el año anterior, pero la lucha por el título de bateo de 1910 terminó con una controversia, luego de que Nap Lajoie diera siete sencillos con siete toques de bola, terminando una doble jornada de 8-8 en el último día de la temporada. Ambos fueron galardonados con el título de bateo. Al año siguiente, Cobb se aseguró de que la lucha no fuera igual de cerrada, y por poco termina con el doble de juegos de tres imparables en 1911 (29) que de encuentros sin ningún hit (17). No se fue en blanco en encuentros consecutivos hasta la última semana de la temporada. Lideró la liga en promedio, anotadas, hits, dobles, triples, impulsadas, slugging y bases robadas.

2. Miguel Cabrera, 2012

Dato clave: Ganó la Triple Corona de bateo de la Americana, con promedio de .330, 44 jonrones y 139 impulsadas. Fue el JMV de la L.A.

Hay argumentos para decir que la campaña del 2013 del venezolano fue mejor, pero será la del 2012 la que todos recuerden cuando Miggy ingrese al Salón de la Fama. Desde Carl Yastrzemski en 1967, nadie había ganado la Triple Corona, pero Cabrera tuvo una racha al final de la temporada que será recordada en la historia. Dio 26 cuadrangulares después del Juego de Estrellas, 11 de ellos a partir del 1ro de septiembre. Tuvo 22 partidos con al menos tres imparables, incluyendo seis desde el 31 de agosto hasta el final del año, consiguiendo su segundo de tres títulos de bateo consecutivos. En 697 veces al bate, sólo se ponchó en 98 ocasiones. Lo más importante de su gran cierre de temporada es que los Tigres lo necesitaban. Detroit no se apoderó de la cima de la División Central de la Americana sino hasta la última semana. Cabrera estaba tan enfocado en regresar a la postemporada que no pensó en la Triple Corona hasta las últimas series.

“No sé cuándo me creeré esto”, dijo Cabrera.

3. Hank Greenberg, 1940

Dato clave: Lideró la Americana con 50 dobles, 41 cuadrangulares, 150 impulsadas y OPS de 1.103. Fue el JMV de la L.A.

Al igual que Cobb y Cabrera, Greenberg tuvo otras temporadas que podrían estar en la lista y que tal vez fueron mejores que la de 1940. También fue el JMV en 1935, remolcó 184 carreras en 1937 y dio 58 bambinazos para amenazar el récord de más cuadrangulares en una temporada, que para entonces le pertenecía a Babe Ruth. Pero los números que tuvo en 1940 fueron más dominantes en general, y lo hizo luego de moverse de la inicial a la pradera izquierda, dejándole la primera base al exreceptor Rudy York. La parte final de la campaña de Greenberg fue impresionante: Promedio de .396, 15 jonrones y 38 impulsadas, junto a un OPS de 1.504, en 27 juegos en septiembre. Se voló la cerca en cinco partidos seguidos, entre el 10 y el 14 de septiembre. Luego impulsó cinco rayas en días consecutivos a final de dicho mes. Ambas ocasiones fueron en los primeros encuentros de dos doble jornadas. Terminó con cuatro bambinazos en los cuatro compromisos de esos dos días.

4. Al Kaline, 1955

Dato clave: Fue el campeón bate más joven en la historia de la Liga Americana a sus 20 años

Es difícil decir que la mejor campaña de Kaline fue cuando apenas salía de la adolescencia. Recién había completado su primera temporada completa en las Mayores y estaba teniendo problemas en mantenerse con la titularidad de uno de los jardines en 1955, pero luego inició el año con seis juegos consecutivos con más de un imparable, incluyendo un partido de tres jonrones el 17 de abril ante los Atléticos — igualando casi la cantidad de cuadrangulares que dio el año anterior. Tuvo promedio de .429 con OPS de 1.318 en abril y mantuvo el ritmo a partir de ahí, luchando por la Triple Corona a finales del verano. Se fue en blanco en juegos consecutivos en una sola ocasión, a mediados de julio.

5. Miguel Cabrera, 2013

Dato clave: Lideró las Mayores en promedio con .348 y en OPS con 1.078; fue segundo con 44 jonrones y 137 impulsadas. Ganó su segundo JMV seguido

Los números sugieren que el venezolano fue mejor al año siguiente de ganar la Triple Corona. El revelar que jugó con un desgarró en la ingle desde septiembre lo hizo incluso más increíble. Hasta ese momento, estaba encaminado a la primera temporada de .350 de promedio, 50 jonrones y 150 remolcadas desde Jimmie Foxx en 1932. Dio tres cuadrangulares en Texas en mayo.

Mención honorífica: Norm Cash, 1961

Dato clave: Lideró la Liga Americana con promedio de .361, OPS de 1.148 y 193 imparables. Terminó de cuarto en la votación del JMV.

Cash nunca recibe el crédito que se merece por su campaña de despegue, en parte porque fue opacado por la lucha de cuadrangulares entre Roger Maris y Mickey Mantle, y porque luego admitió utilizar un bate de corcho. Cash bateó .416 y dio 14 bambinazos a lo largo de 30 juegos en julio, y no bateó menos de .340 en ninguno de los meses restantes de la temporada. Nadie alcanzó ese promedio de bateo en una temporada por el resto de la década.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *