Messi fue indetenible ante el Huesca

Gronkowski acuerda con Bucs
marzo 16, 2021
Acuña calienta la Toronja
marzo 16, 2021

Messi fue indetenible ante el Huesca

El Barcelona cumplió con las expectativas y se impuso con claridad ante el peor equipo de La Liga. El Huesca, que completó un digno papel, complicó en algunas ocasiones el local, pero nunca pudo ponerse en partido realmente.

El partido arrancó con el conjunto local volcado al ataque, haciéndole sentir el rigor al último de la tabla de posiciones en un partido especial porque Lionel Messi alcanzó el récord de partidos de Xavi Hernández con 767 presentaciones con la casaca azulgrana. Fue justamente el argentino el que rompió el cero con un zurdazo de media distancia que se clavó en un ángulo y fue imposible para el arquero del cuadro visitante.

Pasada la media hora del partido, cuando el elenco de Koeman era más y había tenido algunas acciones claras, llegó el segundo. Fue Antoine Griezmann el que apareció esta vez por el medio y sin marca alguna levantó la cabeza, acomodó el balón y desenfundó un disparo de zurda brillante que tuvo destino de gol.

Cuando parecía que la primera parte se esfumaba, el árbitro cobró un polémico penal de Ter Stegen sobre Rafa Mir que el VAR y el delantero de Huesca cambió la falta por gol para establecer el descuento y que los equipos se vayan al descanso con el 2 a 1 en el marcador.

En el complemento, cuando aún no se habían cumplido los 10 minutos fue Óscar Mingueza de cabeza, tras un centro de Messi, quien estableció el 3 a 1 y liquidó las acciones. Con semejante ventaja el cuadro catalán se mostró mas seguro con el balón y encontró espacios con mayor facilidad, aunque también sufrió por momentos en el fondo.

La Pulga cerró el encuentro con otra gran acción individual sobre el final en una corrida de izquierda hacia el centro que terminó con un tiro esquinado y bajo que se coló contra un palo y sentenció el 4-1 final que le da confianza a él y a su equipo de cara a lo que le resta en la temporada.

Ya sin Champions League, después de la eliminación en octavos frente al PSG, al Barcelona le queda la final de la Copa del Rey frente al Athletic Bilbao y el objetivo de alcanzar al Atlético de Madrid, líder de La Liga, con cuatro puntos de ventaja y 11 fechas por delante. En la próxima jornada, los catalanes tendrán una visita de riesgo a la Real Sociedad.

Entre los duelos decisivos que le restan a los de Koeman se destacan el clásico contra el Real Madrid en la jornada 30 y el mano a mano ante el equipo de Diego Simeone en la 35, en el que se podría definir el título.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *