Canelo Alvarez destronó a Golovkin en una polémica revancha

Real Madrid prepara con toda su plantilla el estreno en la Champions
septiembre 17, 2018
Yankees de NYcontará con Justus Sheffield
septiembre 17, 2018

Canelo Alvarez destronó a Golovkin en una polémica revancha

El 16 de septiembre de 1810, el cura Miguel Hidalgo, realizó el llamado Grito de Dolores, que marcó el inicio de la independencia de México.

 

208 años después, la nación azteca se levanta con el grito de campeón por parte de Saúl “Canelo” Álvarez (50-1-1, 34KOs), quien derrotó por decisión mayoritaria (115-113, 115-113, 114-114) y le quitó el invicto al kazajo Gennady “GGG” Golovkin (38-1-1, 34KOs) en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

 

 La pelea inicio de forma pareja a diferencia del primer combate, el de Jalisco no corrió el ring sino que le plantó cara al euroasiático que también salió con garra en los primeros pasajes del careo en el cual se jugaba el récord de más defensa seguidas, si ganaba sería la 21 y rompería el empata que tiene “GGG” con Bernard Hopkins, pero “Canelo” dejó la marca ahí.

 Con el pasar de los asaltos ambos púgiles comenzaron a mermar su energía y en ese bajón Golovkin se vio mejor y puso en aprietos en más de una ocasión al mexicano que resistía estoicamente y no dejaba de conectar golpes a la humanidad del kazajo.

 En el tramo final de la pelea Golovkin se veía mejor parado que el jaliciense, pero en el round 12, el pelirrojo sacó la garra que caracteriza a los boxeadores mexicanos y se llevó el asalto que al final le dio la victoria y lo convirtió de nuevo en campeón.

 La pelea fue muy pareja, igual que la primera. “Canelo” hizo fallar mucho a Golovkin, mientras que el kazajo no se desesperó e hizo lo que marcaba su guion. La esquina del mexicano hizo magia con una cortada en la ceja izquierda desde el tercer round y que no mermó para nada la visión del tapatío que también demostró tener mandíbula tras los embates que le propinaba “GGG”.

 Por el lado del kazajo, este dicto cátedra en el uso del jab. La izquierda fue la más utilizada por Golovkin, que salió del ring, apenas terminó el combate rumbo a su camerino y con la rabia de sentirse ganador nuevamente.

 La mesa quedó servida para una tercera batalla entre este par de gladiadores. Aunque “Canelo” aseguró que primero iba disfrutar el triunfo, para después sentarse a negociar. Lo más probable es que veamos una Canelo-Golovkin III en la segunda mitad de 2019. Antes de eso Álvarez podría enfrentar al canadiense David Lemieux mientras que Golovkin podría ir detrás de Ryota Murata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *