El Tour es el gran reto de Bernal

Federer no se plantea el retiro para este 2020
febrero 7, 2020
Tras siguiente pelea, Joshua espera al ganador entre Fury y Wilder
febrero 7, 2020

El Tour es el gran reto de Bernal

AS.COM- Egan Bernal (23 años) atiende, por teléfono desde Colombia, a un reducido grupo de medios para hablar de su nominación a los Premios Laureus (17 de febrero en Berlín) a los que aspira como deportista revelación. Y también del reto de repetir título en el Tour de Francia, de la Vuelta, los Juegos Olímpicos o el ciclismo en su país. 

-¿Cómo valora su nominación a los Premios Laureus como deportista revelación?
-Es muy importante, porque tienen un prestigio mundial. Estoy súper orgulloso de representar a mi equipo, a mi país y a deportistas que estamos naciendo. Figurar entre esos talentos es importante. En Colombia tenemos bastantes problemas sociales y mi victoria en el Tour dio un respiro a la gente y pudo servir de inspiración para muchas personas. El deporte nos une y da salidas a muchos compatriotas. Me motiva hacer las cosas bien para mi Colombia.

-Está nominado para unos premios entre los que también figuran como aspirantes en diferentes categorías Nadal, Tiger, Messi, Kipchoge o Biles. ¿Quién le impresiona más?

-No sigo mucho otros deportes… Mi vida gira alrededor del ciclismo, pero me quedaría con Messi porque es de otro planeta por su talento.

¿Cómo está siendo su pretemporada? ¿Cuál es el primer objetivo serio?
¡Más tranquila! En 2019, por la caída que sufrí al final de temporada (en la Clásica de San Sebastián, con traumatismo cranoencefálico), pasé bastante tiempo visitando médicos porque perdí varias piezas dentales. Siento que la preparación ha sido mucho mejor y va toda enfocada al Tour de Francia, ese va a ser mi primer y único objetivo serio. Las demás carreras van a ir orientadas a esa meta.

-¿Y no es arriesgado que el Ineos vaya al Tour con usted, Froome y Thomas a la hora de gestionar los egos?
-Los últimos dos años siempre fuimos dos líderes, esta vez serán tres. Pero siempre ha ganado el más fuerte. En 2018 la primera opción era Froome y venció Thomas y el año pasado lo era Thomas y me lo llevé yo. Lo importante será que el equipo nos respalde en las etapas llanas y luego la carrera pondrá a cada uno en su sitio. Personalmente, en este momento, no me preocupa mucho. Sólo puedo enfocarme en lo mío y eso es llegar al cien por cien.

-¿Hubo alguna duda sobre su participación en el Tour?
-Por respeto a la carrera, y como ganador, era muy difícil plantearse no ir. En cierto momento pensé ir al Giro también. Esa era la duda. Pero este año, al ser olímpico, era complicado unir las dos carreras porque hay una semana menos de recuperación. Debía enfocarme en el Tour por respeto.

-¿Cómo ve el recorrido del 2020 y qué rivales tendrá?
-Es más explosivo, con menos kilómetros y menos altura, pero no deja de ser duro porque se irá más rápido. Siempre hay sorpresas durante la temporada y todos los equipos llevan a lo mejor de lo mejor. Habrá muchos rivales y todos respetables. Todos hacemos locuras para bajar de peso, para estar al cien por cien, para llegar concentrados y en la mejor condición. Merece ganarlo quien mejor se prepare. A partir de ahí, están Pinot, Roglic, Alaphilippe, Froome, Thomas…

-¿Se plantea hacer la Vuelta a España? ¿Es una posibilidad este año?
-Es una carrera que quiero hacer desde que fiché por Ineos. En 2018 la tenía programada y, aunque el equipo no lo veía claro, presioné mucho para acudir pero me caí en San Sebastián y se frustró. El año pasado, antes de iniciar el Tour tenía pensado acudir a España después, pero tal y como se dio y por lo saturado que acabé, nos echamos atrás. Ahora no lo sé, veremos qué ocurre. Siempre figura en mis planes.

-¿Los Juegos de Tokio son un objetivo? Las fechas son malas para compatibilizarlas con el Tour, sólo unos días después.
-Mi objetivo más lógico es el Tour. Los Juegos son una semana más tarde, no es el mejor momento ni yo me desenvuelvo tan bien en carreras de un día. No voy a penalizar el Tour por una prueba en la que no soy especialista, aunque me venga bien por el recorrido.

-Tras el Tour, ¿qué es lo que más y lo que menos le ha gustado alrededor de su figura?
-Era el primer Tour para mi país y lo ganó un niño de 22 años al que pocos conocían. La vida me cambió bastante, aunque intento mantener la esencia. Trato de llevar una vida muy tranquila. Los premios son bonitos, me llenan de orgullo y los disfruto por si en el futuro no vuelvo a ganar el Tour. Pero mi profesión es montar en bici, y trato de no olvidar de que mi trabajo es dar pedales, cuidarme y estar a tope. Y creo que lo estoy consiguiendo.

-¿Cuál fue el momento más emotivo de su victoria?
-No se me olvidará nunca cuando me puse líder por primera vez y me estaban haciendo la entrevista, me vi de amarillo y rompí a llorar. No soy de llorar, quizá de pequeño cuando mi mamá me azotaba alguna vez (bromea). Ese día algo se reventó dentro de mí.

-¿Puede seguir viviendo el ciclismo con la misma pasión con la que comenzó en el mountain bike hace una década?
-Sí, sí. Incluso con más motivación. Los ojos están más encima de Egan Bernal y eso me motiva. Para ganar un Tour deben alinearse todos los astros durante 21 días, sin contar la preparación. Y lo que quiero es disfrutar de ello, para mí no es un trabajo estar ocho horas encima de la bici, lo amo y espero seguir con ese sentimiento.

-¿Y qué es lo le hace ser tan feliz sobre la bici?
-El prepararme, el levantarme y pensar en un gran objetivo como el Tour, la París-Niza o el Dauphiné, darle un sentido a lo que hago y recordar que hay un equipo trabajando para mí. También recordar la sensación que tienes al ganar una de esas carreras. Es como una droga. Quieres más y más.

-¿Se le puede poner al Ineos el cartel de ‘Dream Team’ del ciclismo con la incorporación también de Richard Carapaz, el campeón del Giro?
-Richard, Rohan Dennis… El equipo va a ser muy fuerte. Pero el Lotto Jumbo ha reunido también una buena nómina (Primoz Roglic, Steven Kruijswijk, Tom Dumoulin…). Y al Ineos no sólo se debe valorar por la calidad de los corredores, sino también por la de su staff y su forma de hacer. Son inteligentes a la hora de gestionar la temporada de cada corredor.

-¿Cómo está Chris Froome?
-He hablado poco con él, cuando compartimos concentración en diciembre. Me dicen que ya está entrenando muy bien y espero que pueda volver y ser competitivo. Yo también sufrí una caída muy fuerte y es una mierda estar en una situación así, no saber si vas a volver a montar en bicicleta. No pienso en él como rival, sino como persona, y le deseo lo mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *