Bilbao deja sin Copa al Barcelona

Venezuela y Dominicana pasan a final de Serie del Caribe
febrero 7, 2020
Anteto sigue imparable
febrero 7, 2020

Bilbao deja sin Copa al Barcelona

El Athletic logró el pase a las semifinales después de eliminar al Barça en el añadido. Un autogol de Sergio Busquets en el minuto 93 provocó el delirio de San Mamés, que vivió una gran noche de fútbol, y dejó tocado a un Barça que cayó con la cabeza alta, pues hizo méritos para estar en la siguiente ronda. Diez años después, los azulgrana no estarán en las semifinales de la Copa del Rey, de la que es el rey con 30 títulos.

Tras la tormenta en Can Barça, con el fuego cruzado de declaraciones entre el secretario técnico, Eric Abidal, y Leo Messi, y asumido el duro golpe de la recaída de Dembélé, Quique Setién apostó por un once con una gran sorpresa. El técnico sentó a Antoine Griezmann, que desde que llegó al Barça solo había descansado en tres partidos, pensando en el también difícil partido del domingo en el estadio del Betis en la Liga. También se quedó en el banco Arturo Vidal, que recibió el alta el miércoles.

Con Griezmann y Vidal en el banquillo, Setién optó por colocar a Sergi Roberto como falso extremo, ayudando en defensa cuando el equipo no tenía el balón y sumándose al ataque cuando lo poseía. Sin una referencia clara en el ataque, Messi salió enchufado con ganas de resolver. A los cinco minutos, el ‘10’ azulgrana hizo una jugada personal para dejarle el balón dentro del área a Ansu Fati, que no afinó en su disparo. Solo dos minutos después, el joven delantero azulgrana volvió a disponer de una ocasión clara, ahora tras un centro de Semedo desde la derecha, pero Núñez evitó el gol sobre la misma línea de meta.

El Athletic, sorprendido por el arranque eléctrico del Barça, a punto estuvo de adelantarse con su primer córner a favor.Williams logró marcar, pero el gol no subió al marcador por fuera de juego claro. A partir del cuarto de hora, el Barça -esta vez vistiendo de amarillo- cambió el juego directoo por el de posesión buscando el desgaste rival. Solo Messi, con libertad de movimientos total, decidía buscar el desequilibro con sus slaloms, pero cuando llegaba a la frontal del área del Athletic era neutralizado por los centrales rojiblancos.

Pero cuando más dominaba el Barça -que acabó el primer tiempo con una posesión del 70%-, el Athletic logró meterse en el partido por su afición, que registró el récord del nuevo San Mamés en un partido de fútbol -con 49.154 aficionados-, y por los errores forzados del Barça. En el 34, Unai logró arrebatarle el balón a Messi en el centro del campo y acabó forzando un córner que animó a la grada. A falta de argumentos futbolísticos, los rojiblancos consiguieron desquiciar a los de Setién que encadenaron tres amarillas, incluido el técnico azulgrana, en solo dos minutos. Además, Ter Stegen y Rakitic pusieron a prueba el corazón de los 200 culés que se citaron en San Mamés al no entenderse en varias ocasiones tras la sacada del portero desde su área. Por suerte para el Barça, el Athletic no lo aprovechó. Y así acabó un primer tiempo intenso e igualado, pero en el que Barça perdonó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *