Fue un buen 2020 para Rafa Nadal

Tyson impresionó a expertos del boxeo
diciembre 1, 2020
Triunfo de Hamilton fue opacado por accidente de Grosjean
diciembre 1, 2020

Fue un buen 2020 para Rafa Nadal

Con la temporada tenística ya finalizada Carlos Moyá, entrenador de Rafa Nadal, hace balance del curso en una entrevista en Libertad Digital. El balear cree que el desempeño de su pupilo ha sido “positivo” pese a la temporada “rara” que ha provocado la pandemia de coronavirus y pone en valor  el triunfo en Roland Garros, el 13º de su carrera: “Ganar un Grand Slam siempre convierte el año en un gran año”.

Moyá cree que la espinita ha sido no poder alcanzar “la final de la Copa de Maestros”. En cuanto a próximos objetivos, aparece en rojo en el calendario del manacorense el próximo Open de Australia, que  se retrasara respecto a sus fechas habituales por la situación sanitaria: “Ahora mismo lo que sabemos es que, a día de hoy, no se puede ir a Australia hasta el 8 de enero y por esa y otras razones hay muchas cosas en el aire”.

En otro orden de cosas, Moyá pasa revista al estado del tenis actualmente. Cree que el talento y la estrategia están cediendo terreno ante el físico, pero también que aún hay exponentes de un juego más cerebral, como el propio Nadal: “Siempre hay espacio para la estrategia. Rafa es un buen ejemplo de ello porque tiene un gran abanico de posibilidades dentro de su juego y eso es de agradecer a la hora de construir los puntos estratégicamente (…) Si ves un partido de Rafa en Londres podrás comprobar grandes diferencias con lo que hacía un mes antes en Roland Garros. Pero sí es cierto que ese sentido de adaptabilidad y de estrategía se está perdiendo. Los jugadores cada vez pegan más fuerte, los puntos duran menos y dependiendo del rival contra el que juegues apenas tienes espacio para la estrategia durante el punto”.

Rafa es un jugador del que siempre se ha alabado su fortaleza mental, y en ese sentido su entrenador asegura que nunca le ha visto recurrir a ayuda profesional para controlar ese aspecto: “Desde que yo estoy con Rafa y sin saber si antes ha recurrido a ellos jamás le he visto necesitar este tipo de ayuda. También es cierto que eso depende de cada jugador. Los hay que tienen una necesidad más fuerte en este sentido, más inseguridades o directamente que lo ven algo más necesario. Es una figura que dependiendo del jugador puede tener una importancia mayor o menor porque en este deporte la cabeza juega un papel muy importante. Pero volviendo a Rafa, él lo lleva de serie”. Y matiza que no es una cuestión de prepotencia: “Si su ego fuese grande no nos escucharía como lo hace”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *