Inesperada y temprana derrota de Serena en el AO

“Chicharito” Hernández será el jugador mejor pagado de la MLS
enero 24, 2020
Nada de cambios importantes en el motor Renault para F1
enero 24, 2020

Inesperada y temprana derrota de Serena en el AO

La mujer que más partidos ha jugado en la historia del Open de Australia, reina del torneo en la Era Open (desde 1968) con siete trofeos, la gran Serena Williams, no podrá igualar este año en Melbourne el récord de 24 títulos de Grand Slam que seguirá en poder de la polémica aussie Margaret Court. Desde que ganó, precisamente en el primer major del año su último campeonato, en 2017, la estadounidense persigue una gloria que le es esquiva. Con enorme mérito, tras un parón de más de un año para convertirse en madre, lo ha intentado sin descanso en siete grandes y el objetivo se le escapó por muy poco en las finales de Wimbledon y del US Open en 2018 y 2019.

No podrá ser en el escenario de su último triunfo, porque Qiang Wang apeó a la campeonísima, a la mejor tenista de la historia para muchos, en tercera ronda y contra todo pronóstico. Porque la china sólo le había ganado 15 puntos en su único enfrentamiento, el curso pasado en Nueva York. Allí, la 27ª favorita, de 28 años, cayó por 6-1 y 6-0 en cuartos, en un duelo que duro 44 minutos. Unos meses después se ha vengado de esa humillante derrota con un doble 6-4, 7-6 (2) Y 7-5 en 2h:41.

«Mi equipo me dijo que yo podía hacerlo. Trabaje mucho dentro y fuera de la pista durante todo este tiempo (desde la derrota en Flushing Meadows), y ese trabajo fue bueno, porque me permitió creer que podía», dijo Wang con modestia y timidez. «Estaba un poco confusa al perder el segundo set, pero mi mente me decía que debía seguir concentrada y confiar en misma» continuó, antes de dejar claro que no va a celebrar el año nuevo chino, que es este sábado: «No. Me levantaré y prepararé el próximo partido». Serena, por su parte, fue dura consigo misma en la rueda de prensa: «Cometí demasiados fallos como para ser una deportista profesional. No puedo jugar así. En serio, no puedo repetir esto. No es profesional, no está bien». Aunque después aclaro que no se rinde en su persecución de 24º gran título: «Sí creo que puedo conseguirlo, si no, no seguiría en el circuito». Al final, lloró cuando le preguntaron por la retirada de Wozniacki: «Le voy a echar de menos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *