La extraña confusión de Ferrari en Marina Bay

La golfista malagueña confirma su presencia en el torneo, que se disputará del 20 al 23 de septiembre en Sitges
septiembre 14, 2018
Real Madrid prepara con toda su plantilla el estreno en la Champions
septiembre 17, 2018

La extraña confusión de Ferrari en Marina Bay

Vettel conversa con los ingenieros de Ferrari poco antes de la salida en Marina Bay.

 

El ingeniero de carrera transmitió  a Sebastian Vettel una información completamente errónea sobre Lewis Hamilton.

 

Tras escuchar la radio de Mercedes, Riccardo Adami avanzó a su líder que los neumáticos del británico no iban a aguantar mucho. «No me lo creo», contestó de inmediato el alemán. Adami, consciente de que no debía añadir más confusión, dio la razón a su piloto, aunque Ferrari iba a mantener su plan hasta las últimas consecuencias. Algo había que intentar para pelear por el triunfo y recortar la desventaja en el Mundial. Ese riesgo, sin embargo, iba a volver con efecto bumerán.

«Apoyo totalmente la decisión del equipo, porque voy sentado en el coche y no puedo mantenerme al tanto de todo lo que sucede. Confío plenamente en lo que me dicen», comentó después Vettel, intentando camuflar el desencanto. La apuesta por el undercut a Hamilton en la vuelta 15, casi a la desesperada, encontró el odioso tapón de Sergio Pérez. Justo ahí faltaron reflejos para modificar los planes. Así que todo desembocó, tras un precioso mano a mano a la salida del pit lane, en la pérdida del segundo puesto en favor de Max Verstappen.

“Fuera de la pelea”

Las caras largas en el box rojo se extendían por todos los frentes. «Si nos aventajaron en medio minuto, claramente hicieron cosas mejor que nosotros», refrendó Vettel. «Estábamos fuera de la pelea, no teníamos el ritmo de carrera, ni la velocidad suficiente», comentó sobre las constantes de un fin de semana nefasto. El viernes, el toque de Seb contra el muro y el sábado, la incapacidad ante la pole de Hamilton, líder ahora con 40 puntos de margen. A un paso de permitirse el lujo de ser campeón entrando segundo en las seis carreras que restan.

«No todo está perdido, pese a este resultado. Ahora debemos enfrentar el final del campeonato con calma y determinación», lanzaba Maurizio Arrivabene, jefe máximo de Ferrari, con todo el optimismo al alcance. Su único consuelo ayer llegó de la mano de Valtteri Bottas, incapaz de amenazar en las últimas vueltas el tercer puesto de Vettel, pese a contar con neumáticos mucho más frescos.

Las cuentas y las urgencias

Dentro de dos semanas en Sochi, el margen de maniobra quedará aún más reducido. Tanto el trazado ruso como Suzuka, a comienzos de octubre, favorecen las aspiraciones de Mercedes. Desde 2014, con el comienzo de la era híbrida, las Flechas de Plata suman un pleno de ocho victorias en estas dos citas.

En Maranello no pueden permitirse ni un solo paso más en falso. Porque a estas alturas, el panorama se presenta casi calcado al de la temporada pasada. Entonces, en los seis grandes premios de cierre Vettel apenas arañó 82 puntos, 18 menos que Hamilton. Las urgencias apremian tras una década sin corona. Y nadie puede permitirse otro fiasco con un monoplaza tan competitivo como este SF71H.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *