La última entrevista de Maradona

Estadio de Nápoles se llamará Diego Armando Maradona
noviembre 26, 2020
Messi se despide del genio
noviembre 26, 2020

La última entrevista de Maradona

Murió Diego Maradona y el mundo ya no es el mismo. Para los argentinos y para muchos amantes del fútbol en todo el planeta se fue el que mejor trató a la pelota en toda su historia. Había cumplido en 2020 sus 60 años y en ese marco le dio la que sería su última entrevista.

El nene que nació y creció en Villa Fiorito, el chico que gastó en el potrero el único par de zapatillas que tenía, el joven que empezó a soñar de Cebollita, que se formó en la prestigiosa escuela de Argentinos y que se subió a una montaña rusa que jamás hubiera imaginado. El entrenador que siempre será futbolista. El tipo que pararía de pecho una pelota embarrada aunque lleve puesto un traje nuevo. El de las contradicciones. El de la Copa del Mundo perfecta y el de los dopings. El que viralizó su vida cuando ni siquiera existía ese concepto. El que fue protagonista principal, a gusto o disgusto, de un reality show constante. El que un par de veces casi no logra gambetear a la muerte. El mismo al que esta vez lo venció. El hombre en el que convivieron todos estos ingredientes y muchos otros más: Diego Maradona.

-¿Qué fue lo mejor y lo peor que te pasó en tu vida? ¿Te arrepentís de algo?

-Fui y soy muy feliz. El fútbol me dio todo lo que tengo, más de lo que hubiese imaginado. Y si no hubiese tenido esa adicción habría podido jugar mucho más. Pero hoy eso es pasado, estoy bien y lo que más lamento es no tener a mis viejos. Siempre pido ese deseo, un día más con la Tota pero sé que desde el cielo está orgullosa de mí y que fue muy feliz.

-Levantá la copa por tu cumpleaños y pedí un deseo para todos los argentinos.

-Mi deseo es que pase cuanto antes esta pandemia y que mi Argentina pueda salir adelante. Quiero que todos los argentinos estén bien, tenemos un país hermoso y confío en que nuestro Presidente va a poder sacarnos de este momento. Me da mucha pena cuando veo chicos que no tienen para comer, yo sé lo que es pasar hambre, sé lo que se siente en la panza cuando no comés por varios días y eso no puede pasar en mi país. Ese es mi deseo, ver a los argentinos felices, con trabajo y comiendo todos los días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *