Los ingleses le dan la espalda a la Superliga

Nadal se toma el Godó muy en serio
abril 21, 2021
James contra la Superliga
abril 21, 2021

Los ingleses le dan la espalda a la Superliga

El fútbol inglés dijo no a la Superliga. Los seis clubes de la Premier fueron anunciando su rechazo al nuevo proyecto en un final de jornada de martes en el que se desencadenaron los acontecimientos. La fuerte influencia de la opinión pública y del gobierno británico, con Boris Johnson a la cabeza, fue el detonante para que los conjuntos ingleses abandonaran el proyecto uno a uno pese a que habían firmado con la Superliga un acuerdo sólo 48 horas antes.

Sin embargo, el proyecto sigue en pie. Al menos de momento. Así lo confirmaron los seis clubes que se mantienen vivos mediante un comunicado de madrugada: «La Superliga europea está convencida de que el statu quo actual del fútbol europeo debe cambiar. Estamos proponiendo una nueva competición europea porque el sistema existente no funciona. Nuestra propuesta tiene como objetivo permitir que el deporte evolucione a la vez que genera recursos y estabilidad para toda la pirámide del fútbol, incluyendo ayudar a superar las dificultades financieras que atraviesa toda la comunidad futbolística como resultado de la pandemia. También proporcionaría pagos de solidaridad sustancialmente mejorados a todos los interesados en el fútbol.

Pese a la anunciada salida de los clubes ingleses, obligados a tomar tales decisiones debido a la presión que se ejerce sobre ellos, estamos convencidos de que nuestra propuesta está totalmente alineada con la legislación y normativa europea como ha demostrado hoy una decisión judicial para proteger a la Superliga de terceros.

Dadas las circunstancias actuales, reconsideraremos los pasos más adecuados para remodelar el proyecto, siempre teniendo en cuenta nuestros objetivos de ofrecer a los aficionados la mejor experiencia posible y potenciar los pagos solidarios para toda la comunidad futbolística».

Opinión contraria

La realidad es que las imágenes de los hinchas a las puertas de Stamford Bridge manifestándose en contra del nuevo torneo hicieron que el Chelsea fuera el primero en poner en duda su participación en la Superliga. Sin embargo, el comunicado inicial fue del Manchester City, que precisó en una nota que había empezado los procedimientos para abandonar el torneo. Por un momento pareció que sería cosa de los citizen y quizá del Chelsea, pero una reunión de urgencia entre los 12 miembros fundadores de la Superliga acabó con la salida de todos los ingleses.

A última hora de la noche, Liverpool, Arsenal, Tottenham y Manchester United también comunicaron que dejan de ser parte de los planes disidentes. De este modo, la Superliga queda desmoronada y únicamente con seis clubes en pie: Real Madrid, Barcelona, Atlético, Juventus, Milan e Inter.

Rechazo. El día en Inglaterra fue de gran convulsión. El aficionado, el resto de equipos fuera del Big Six, la Prensa y los futbolistas mostraban clara su postura. Si el lunes fueron Milner o Bruno Fernandes quienes lanzaron varios mensajes contrarios a la competición, el martes llegó el detonante final. A los ingleses les puedes quitar el buen tiempo, pero el fútbol no se toca. A medida que pasaban las horas, las reacciones dejaron paso a los comunicados y fue el del Manchester City el que encendió la mecha.

Antes, Pep Guardiola había sido muy claro en su rueda de prensa previa al partido de liga contra el Aston Villa. El técnico catalán reconoció que se enteró de los planes de la Superliga pocas horas antes de que saliera el comunicado oficial, pero expresó su disgusto con el formato: «El deporte no es deporte cuando no hay relación entre esfuerzo y recompensa. No es deporte si no importa perder. Lo he dicho siempre: quiero que la competición sea lo más fuerte posible. No es justo si un equipo lucha y lucha y luego no se puede clasificar porque el éxito sólo está garantizado para unos pocos clubes. ¿Por qué el Ajax no está en ese grupo de equipos?», dijo. Guardiola no sólo apuntó hacia la Superliga, sino que también criticó a la UEFA: «La UEFA también piensa por sí misma, todo el mundo lo hace. ¡Lewandowski se lesionó en un parón de selecciones y no pudo estar con el Bayern! Y no jugó los cuartos de final tras haber estado diez meses luchando con su equipo. ¿Por qué no clarificamos también esto?», sentenció durante su conferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *