Los Lakers vuelven a la cima del Oeste

Pep: “Si no ganamos al Madrid, puede venir el dueño y despedirme”
febrero 13, 2020
Judge: Astros deben ser despojados del título
febrero 19, 2020

Los Lakers vuelven a la cima del Oeste

Hacía una década que Los Angeles Lakers no llegaban al parón del All Star como líderes de la Conferencia Oeste, un hecho que no gana campeonatos pero demuestra la solidez de los equipos que pretenden alzarse con el trofeo Larry O’Brien. La última vez que los angelinos estuvieron en lo más alto de la clasificación durante el fin de semana de las estrellas, la sociedad Kobe Bryant y Pau Gasol se alzó con su segundo anillo. Eso fue en el año 2010.

Otra sociedad domina a día de hoy en L.A., la formada por LeBron James y Anthony Davis que se reparten las labores ofensivas y defensivas con una facilidad que ilusiona a la afición del Staples Center. En su último partido antes de compartir equipo también en el All Star, el dúo angelino sumó 65 puntos, 22 rebotes y 16 asistencias para doblegar en la prórroga (120-116) a sus más inmediatos perseguidores en el Oeste, los Denver Nuggets de Nikola Jokic. Con el triunfo a domicilio, los Lakers suman 41 victorias y 12 derrotas esta temporada, lo que les sitúa cuatro partidos por delante del equipo de Colorado.

Con la victoria, los Lakers han consolidado su condición de mejor visitante de la liga, con 23 triunfos y tan solo cinco derrotas a domicilio. LeBron, a sus 35 años, no afloja la marcha ni un segundo. Terminó con un triple-doble de escándalo con 32 puntos, 12 rebotes y 14 asistencias en 42 minutos de juego. Davis, que se ha erigido como el complemento perfecto a James, dominó una vez más el juego interior con 33 puntos y 10 rebotes, combinando su impacto en la zona con la amenaza exterior: 3 de 6 en triples en el partido.

Los Lakers han encontrado la fórmula del éxito de la mano de Frank Vogel, que está sacando brillo a viejas glorias como Dwight Howard y Rajon Rondo, ambos renacidos bajo la batuta del exentrenador de los Pacers y los Magic. La rotación incluye, entre otros nombres destacados, a la cenicienta Alex Caruso y la aportación intangible de Javale McGee y su carácter, ahora bajo cierto control en L.A. A pesar de todos los elementos que invitan al optimismo, LeBron se mantiene en su estricta hoja de ruta. “Al final del día tienes que salir y jugar cada partido como si solo hubiera uno. No puedes preocuparte de lo que pasará el siguiente día. Tienes que mirar al presente, como hicimos esta noche”, comentó el astro ante la prensa.

Los Nuggets, que dieron una gran batalla, sirvieron como una prueba de fuego más para un equipo que no se conforma con nada que no sea el anillo, más después de la tragedia de Kobe Bryant, a quien LeBron prometió continuar con su legado. Todo el mundo sabía de lo que hablaba: victorias y campeonatos. “Me gusta el compromiso que hemos mostrado con mantenernos en el momento, ser buenos cada vez que pisamos la cancha. Esto construye los hábitos que van a hacernos ganar durante los playoffs”, apuntó Vogel. “Hay partes en las que debemos mejorar y vamos a seguir trabajando en ello”.

A pesar de la contención de sus pesos pesados, los presagios para 2020 son de momento muy buenos, ya que en los dos últimos anillos de la era Phil Jackson, los Lakers fueron el equipo más sólido del Oeste a la llegada del fin de semana del All Star. También lo fueron al finalizar la temporada regular, y ese es el reto que les espera a partir del 21 de febrero cuando vuelvan a pisar las canchas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *