Primera carrera y primer problema

Pogacar y Roglic, juntos de nuevo
marzo 29, 2021
Recuerdan a Durant negativa de superequipos
marzo 30, 2021

Primera carrera y primer problema

Formula One F1 - Hungarian Grand Prix - Hungaroring, Budapest, Hungary - July 19, 2020 Red Bull's Max Verstappen in action during the race Joe Klamar/Pool via REUTERS

La emocionante lucha por la victoria de Bahréin no se merecía un final en los despachos. El mensaje de dirección de carrera para que Verstappen se dejara pasar fue exagerado. Lo primero que debemos distinguir es entre pasar por fuera, y colarse después de adelantar a un rival.

Verstappen tiene que ir por el hueco que le deja Hamilton, lo rebasa, y no puede controlar su monoplaza dentro de las líneas de pista. La sanción es por tomar ventaja para adelantar por salirse del trazado. En mi opinión, en este caso es al revés, el holandés pierde algo de tiempo en su colada en la curva cuatro. Y a ese punto le lleva la posición en pista del piloto británico.

Pero esta historia tiene una segunda parte… Lo pardillos que han sido en Red Bull. Por la radio lo insinuó Max: «Igual teníamos que haber seguido hasta el final». Estás líder a pocas vueltas de meta, tira hasta que te sancionen. Acabas la carrera primero. Y luego que se atrevan a penalizarte con cinco segundos.

El equipo de Horner estaba tan seguro de su superioridad que pensaron que Verstappen pasaría de nuevo muy fácil a su rival. Craso error. El Mercedes no estaba muerto, ni mucho menos, y Hamilton sigue siendo mucho Hamilton. Un piloto británico que un día protesta de lo mucho que le perjudica la FIA para que no logren la victoria (las nuevas reglas), y al siguiente tiene una decisión inmediata a sus quejas por radio, y que al final le favorece…

Sin pensar en tramas ni nada extraño, mucho va a tener que sudar Red Bull si quiere ganar a ese cuarto poder de las carreras que componen Mercedes y Hamilton. Hubo consigna de no quejarse nada más acabar el gran premio dentro del equipo energético, y esa también es una forma de hacer política. Están diciendo, nos callamos pero nos debéis una.

El esfuerzo también tendrán que hacerlo en la pista. Para batir a las antiguas flechas de plata hay que hacer tácticas mejores y no perder el primer puesto de la carrera en ningún momento, por mucho que los rivales se entreguen al ‘undercut’, adelantar la parada a tus adversarios con el fin de ganar tiempo.

Sobre la ‘supuesta’ ventaja obtenida por Verstappen en la maniobra de la curva cuatro, en tiempos de Ecclestone no habría sido penalizada por la dirección de carrera. El malogrado Charlie Whiting tenía un teléfono rojo directo con Bernie, que influía en algunas decisiones grises por el bien del espectáculo. Y una victoria de Verstappen habría servido para multiplicar el interés. Mercedes ya está en buena forma, aunque le perjudique a una vuelta el recorte aerodinámico del fondo plano. Y puede reventar la tabla en cuanto levante el vuelo. ¡Ay, ese ‘VAR’ de la Fórmula 1!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *