Rafa: “Nunca he sentido miedo”

Raptors empatan serie ante Magic
abril 17, 2019
Hamilton: “Ferrari no llega su potencial”
abril 17, 2019

Rafa: “Nunca he sentido miedo”

Tener el privilegio de sentarse a charlar animadamente con un icono deportivo y social como es Rafael Nadal, supone un manjar que es preciso degustar. La madurez e inteligencia emocional con que el español gestiona sus intervenciones en los medios, adquiere un estatus superior cuando se somete a un formato tan novedoso como el emprendido por Movistar+, al sentar a los alumnos de la Rafa Nadal By Academy para que hicieran preguntas al español. Una charla dirigida por Michael Robinson que fue íntima, distendida y repleta de detalles que despiertan muchas sensaciones en todos los amantes del deporte. Desde reflexiones profundas a sucesos divertidos han sazonado unas declaraciones de las que se pueden extraer muchos titulares.

El español fue cuestionado por aspectos interesantes, sobre si ha jugado toda su vida con la izquierda, ya que como muchos sabrán, es diestro para todo lo demás, o casi. “Yo de niño jugaba con dos reveses, golpeaba a dos manos por ambos lados. El momento de tomar una decisión llegó con 10 u 11 años, y me salió natural golpear con la izquierda. Soy diestro en todo salvo para el tenis y el fútbol”, reflexionó el balear antes de contar una divertida anecdótica. “Mi regalo de Reyes Magos favorito fue con unos 8 años creo. Me regalaron doce balones de fútbol. En esa época mi obsesión era entrenar con mis tíos y amigos. Debo reconocer que por aquel entonces, me gustaba más el fútbol el tenis”, confesó Rafa.

Cómo afrontar las derrotas

El trasfondo filosófico necesario para ser una leyenda en un deporte individual, sale a relucir en unas palabras muy maduradas por parte del español. “En este deporte tienes que aprender a evitar euforia en la victoria y catastrofismo en la derrota, porque al día siguiente tienes otro partido y otros objetivos. Yo siempre he dicho que lo que te da la felicidad es el día a día. Un gran triunfo ofrece una adrenalina impresionante y la satisfacción de haber conseguido algo, pero a largo plazo, el trabajo diario es lo importante”, reflexionó antes de reconocer momentos complicados. “De las derrotas hay que aprender. Si llega un momento en que no te importa perder es que te estás tomando esto como un trabajo y has perdido la pasión. A mí eso no me ha pasado nunca. Han pasado los años y sé disfrutar más de los torneos, de estar rodeado de los míos”, señaló antes de ofrecer toda una lección a los jóvenes.

“Una derrota no tiene por qué ser un fracaso. Se fracasa cuando no se da todo en la pista, cuando te rindes. Habrá días en los que, por lo que sea, no puedas dar el 100%, pero lo que tienes que hacer es buscar soluciones y si puedes dar el 60%, no dar nunca el 40%. Claro que hay momentos en los que apetece tirar la toalla, porque te sientes cansado, pero la sensación es tan mala cuando acaba el partido, que ni se te pasa por la cabeza hacerlo”, aseveró.

Amistad en el circuito y aficiones

En uno de los momentos álgidos del programa, Robinson le cuestionó sobre si tenía amigos entre sus rivales directos. Rafa se tomó unos segundos pensando antes de responder. “El concepto de amigo para mí tiene mucho significado y es algo muy poderoso. Para mí, el idioma es una barrera para establecer un vínculo tan fuerte como una amistad. Por ejemplo, con Roger Federer, tenemos eso, la rivalidad y que nuestros hábitos de vida de vida son muy diferentes. Te diría que no tengo amigos, pero sí muy buenos compañeros”, dijo un hombre que reivindicó la importancia de estar bien rodeado. “Juego mucho al parchís y trato de hacerlo entre el calentamiento y el partido. Me ayuda a desconectar y es importante porque me permite pasar momentos divertidos con mi equipo y no estar pendiente del móvil en todo momento, aislado del mundo”, comentó.

Lesiones

Especialmente interesante es comprobar con qué talante afronta Rafa situaciones tan frustrantes como las que ha vivido repetidamente en su carrera. “No tengo dudas de que lo más duro de mi carrera han sido las lesiones. Desgraciadamente, he tenido muchas que me han obligado a parar. Ver que no puedes competir es frustrante, y este último año y medio me ha costado especialmente. Ahora me encuentro bien, en la gira sobre tierra batida no necesito sentirme al 100% en todo momento, sé que debo ir entrando en ritmo y es una etapa muy importante de la temporada, que me ilusiona mucho”, señaló. “En esos momentos trato de pensar en todo lo bueno que he vivido gracias al tenis y en lo afortunado que soy por ello”.

El miedo, la suerte y el motivo por el que prefiere jugar sin mangas

Muy interesantes reflexiones de Rafael Nadal, que afronta con ilusión su debut en la gira europea sobre tierra batida. El ATP Masters 1000 Montecarlo 2019 espera a un hombre que en cada comparecencia ante medios de comunicación demuestra en qué consisten esos intangibles que diferencian a los grandes deportistas de las leyendas. Merece la pena reflexionar sobre la perspectiva de las cosas de un jugador de élite sometido a multitud de presiones, pero que encuentra la felicidad en ese ritmo competitivo. Punto de Break

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *