Djokovic saca a Federer y va tras el 1 y su octavo AO

Vanessa Bryant: «No hay suficientes palabras para describir nuestro dolor»
enero 30, 2020
Febrero, mes de presentaciones de F1
enero 30, 2020

Djokovic saca a Federer y va tras el 1 y su octavo AO

El Open de Australia es territorio Novak Djokovic. Invicto en finales de Melbourne Park, el domingo jugará por revalidar hegemonía y ampliar el récord a ocho títulos, que serían 17 en el cómputo global del Grand Slam, en 26 finales.

No conoce aún rival, que saldrá de la semifinal del viernes entre los novatos Dominic Thiem y Alexander Zverev, que nunca habían llegado tan lejos en esta competición. Pero sí sabe que llega perfectamente preparado para la puja por un pedacito más de historia y recuperar el número uno mundial de manos de Rafa Nadal.

‘Nole’, 32 años y nº 2 ATP, confirmó sin titubear el pronóstico sobre Roger Federer, 38 años y nº 3, venciendo por 7-6 (7-1), 6-4 y 6-3 en 2h.18’.

El suizo duró un set, poco más de media hora, hasta que perdió la oportunidad de adelantarse 5-1 primero y luego no cerró la manga con 5-3 y saque. Sin premio en su mejor momento y mermado físicamente, la roca balcánica rodó por encima suyo. Sin destrozar a su paso, pero sin desviarse un milímetro de la dirección correcta.

Asistencia médica, ninguna retirada en 1.213 partidos

Federer probó en el entrenamiento de la tarde y decidió salir al Rod Laver Arena. Estaba casi asegurado que permanecería en la central porque no se ha retirado en 1.513 individuales oficiales disputados. Solicitó asistencia médica, en el vestuario, tras entregar la manga inicial, pero no se rindió pese a no hallarse fresco. Las remontadas ante John Millman y, especialmente, Tennys Sandgren pusieron plomo en su pierna derecha, con la ingle quejándose.

Pletórico y en su torneo más favorable, Djokovic fue sorprendido, como todos, por el inicio fulgurante de Federer, que convirtió cada punto en un cara o cruz de vértigo. Mucho acierto, tanto que tuvo el parcial en sus manos. No remató y una racha tan inspirada era difícil de alargar en el tiempo incluso para él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *