Los cinco del Oeste para el All Star Game

El quinteto del Este para Juego d Estrellas
enero 28, 2022
MLB y jugadores avanzan en nueva negociación
enero 28, 2022

Los cinco del Oeste para el All Star Game

Stephen Curry (Golden State Warriors)

Base. 33 años. Estadísticas 2021-22: 26 puntos, 5,3 rebotes y 6,2 asistencias. Siete veces all star. Hasta el cambio de año, Stephen Curry estaba jugando a uno de los mejores niveles de toda su vida (y eso es mucho decir, claro). Era para muchos el favorito para el MVP e iba camino de pulverizar sus récords de triples (totales y de media) en una temporada. Por el camino, claro, se convirtió (14 de diciembre, Madison Square Garden) en el jugador con más triples anotados en la historia. Pero desde Navidad las cosas han ido peor: Curry está fallando mucho, su nivel es más mundano y está en 20,8 puntos en enero con un 35,9% en tiros y un extraño 29,9% en triples. Solo anota 3,2 de 10,6 que lanza por noche. Un bache que coincide con el peor momento de juego de unos Warriors que echan mucho de menos a Draymond Green. Pero su condición de megaestrella y su juego, si se toma la temporada completa, valen este puesto en el quinteto para el que va a ser su octavo All Star, todos desde el primero, en 2014, con la excepción de 2020, cuando estaba fuera de juego por una lesión de muñeca.

Ja Morant (Memphis Grizzlies)

Base. 22 años. Estadísticas 2021-22: 25,3 puntos, 6 rebotes y 6,9 asistencias. Primera vez all star. La gran irrupción, la nueva sensación y el jugador que ha pasado de aspirante al premio de Más Mejorado a meterse en cuentas por el MVP. Que iba a estrenar condición de all star estaba cantado, que apuntaba además a titular fue siendo una realidad más tangible a medida que avanzaba su temporada, su rendimiento se mantenía espléndido y los Grizzlies se asentaban en el top 4 del Oeste. Morant es un base híper físico, espectacular, magnético, carismático y que hace que su equipo gane. Uno que lleva años batiendo expectativas. Nadie esperaba que fuera dos del draft cuando llegó a Murray State y nadie esperaba que ganara el premio de Rookie del Año en la generación del mismísimo Zion Williamson. Así que el All Star es solo un paso más en una carrera meteórica, cuyos límites siguen sin aparecer.

Andrew Wiggins (Golden State Warriors)

Alero. 26 años. Estadísticas 2021-22: 18,2 puntos, 4,2 rebotes y 2 asistencias. Una historia increíble. Wiggins era esperado como una estrella generacional desde sus años de instituto en Ontario. Fue número 1 del draft en 2014 y Rookie del Año en 2015, pero evolucionó hacia desastre en unos Timberwolves donde se encasquilló su crecimiento y su contrato se consideró tóxico. Acabó en los Warriors post Kevin Durant, donde poco a poco fue absorbiendo la cultura del equipo de la Bahía, acostumbrándose a un rol secundario, aprendiendo a leer el juego y hacer labores de obrero… y está firmando una gran temporada. Con mejores decisiones en ataque, más concentración en defensa. Seguramente ya no va a ser la súper estrella que se esperaba, pero tiene todavía 26 años y le quedan por delante años excelentes. Con cierto vacío por las lesiones (Paul George, Kawhi Leonard, Anthony Davis, Draymond Green) en el Oeste y dado el gran rendimiento de los Warriors, Wiggins recibe el premio de ser all star y estrenar, además, esa condición como titular. Hace no tanto, muchos ni se lo habrían creído.

LeBron James (Los Angeles Lakers)

Alero. 37 años. Estadísticas 2021-22: 29 puntos, 7,7 rebotes y 6,3 asistencias. Dieciocho veces all star. Empezó recibiendo menos votos que Stephen Curry y remontó para volver a ser uno de los capitanes. Así ha sido en los ya cinco años que han pasado desde que acabó la división Este vs Oeste. LeBron llega a 18 nominaciones, las mismas que Kobe Bryant y ya solo a una de Kareem Abdul-Jabbar, al que persigue también para acabar como máximo anotador histórico. Su longevidad asombra y añade prácticamente un récord diario en una carrera legendaria en la que no baja el ritmo. Ha pasado de ejercer de base a jugar como pívot en los Lakers. Hace de todo, sigue siendo uno de los jugadores más determinantes de la NBA y su único techo es ver cuántos récords más bate o donde deja los muchísimos que ya le pertenecen. Un mito absoluto que podría retirarse como el mejor de siempre. Así de sencillo.

Nikola Jokic (Denver Nuggets)

Pívot. 26 años. Estadísticas 2021-22: 26,1 puntos, 13,8 rebotes, 7,6 asistencias. Cuatro veces all star. Cuarto All Star consecutivo, y los que quedan, para un jugador que tiene todavía 26 años y que, por increíble que parezca, todavía está entrando en los que deberían ser sus años de esplendor. El serbio fue MVP la pasada temporada y está jugando básicamente igual de bien o mejor en un curso marcado por las ausencias, sobre todo las de larga duración de Jamal Murray y Michael Porter Jr. Los Nuggets podrían haberse hundido en el Oeste pero los sostiene de forma increíble, noche tras noche, el mago de Sombor, un jugador imposible que lidera a su equipo en puntos, rebotes, asistencias, robos y tapones. Posiblemente ya el mejor pívot pasador de siempre y un talento increíble que vuelve a estar en las cuentas para el MVP a pesar de los problemas que ha acumulado su equipo. Cada vez mejor en defensa, cada vez con más registros como anotador, cada vez más líder y con la misma magia para crear pases que solo ve él de siempre. Un jugador extraordinario que vuelve a ser all star… y lo será durante muchos años. Muchos. Único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *