Argentina gana y se mete a cuartos

Chile sigue en carrera a cuartos
junio 22, 2021
En Francia dan por perdido a Mbappé
junio 23, 2021

Argentina gana y se mete a cuartos

Con un golazo, la selección argentina venció 1 a 0 a Paraguay y se clasificó a los cuartos de final de la Copa América.

El que la empujó al fondo de la red, a los 9 del primer tiempo, fue Alejandro Gómez. Pero fue una gran jugada colectiva. Lionel Messi encaró desde el mediocampo, de derecha a izquierda y cedió a Di María. La asistencia de Fideo fue perfecta, para que el delantero hiciera todo bien: metió la diagonal en el momento justo, la picó suave ante la salida del arquero y metió su ya clásico bailecito, ese que se viralizó hace un par de temporadas y dice que “todo el mundo baila como el Papu”.

Hasta allí había sido todo del equipo albiceleste . Apenas 20 segundos tardó Sergio Agüero en tocar el balón, otra vez como titular del seleccionado argentino. Junto a Ángel Di María son las caras más experimentadas de las seis modificaciones que dispuso el técnico Lionel Scaloni para el choque con Paraguay.

En los primeros instantes, el conjunto albiceleste distribuyó de un costado al otro la pelota, estudiando cómo meterse en un cerrojo rival que se mantuvo expectante.

A los 4 minutos la Argentina se arrimó al área. Con especial cuidado en no perder la pelota, y sin enloquecerse si la jugada obligaba a retroceder. El primer remate al arco fue a los 5, con un zurdazo de afuera del área del Papu Gómez, que se fue por arriba del travesaño, bajo la atenta mirada del arquero Silva.

Di María encara ante la marca de Arzamendia, en el estadio Nacional de Brasilia


Di María encara ante la marca de Arzamendia, en el estadio Nacional de Brasilia (AP / Eraldo Peres/)

Enseguida lo tuvo el Kun, después de una desinteligencia de Piris Da Motta y Gustavo Gómez. De espaldas al arco, el delantero intentó acomodarse como pudo ante semejante regalo y trató de meterla por arriba de Silva. Pero la pelota se fue apenas por arriba del travesaño.

A los 16, Messi tuvo el segundo. Un tiro libre desde una posición inmejorable (a un metro hacia la derecha de la medialuna del área). Le apuntó al palo derecho de Silva, y el balón le sacó brillo al poste antes de irse.

Una desatención le permitió a Paraguay quedar inesperadamente cerca del 1 a 1 a los 19. Romero Gamarra habilitó a Romero, pero el remate del hombre de San Lorenzo fue bloqueado a tiempo, y después de un rebote, la pelota se alejó del área albiceleste.

Messi domina el balón ante la atenta mirada de Espinola y Cubas


Messi domina el balón ante la atenta mirada de Espinola y Cubas (NELSON ALMEIDA / AFP/)

Los siguientes 10 minutos fueron dispersos. Porque Paraguay se adelantó unos metros y buscó la igualdad con un arma históricamente confiable: el juego aéreo. Sin embargo, no logró lastimar.

A la vez, la Argentina se relajó más de lo aconsejable. Sin descuidarse en la última línea, dejó de tener peso cerca del arco paraguayo. Casi como si el rápido 1 a 0 hubiera desactivado esa búsqueda intensa por el gol.

Al menos en la primera media hora, a Agüero se lo vio tan poco participativo como Lautaro Martínez. Es cierto que tuvo ese regalo defensivo que no logró enviar a la red, por lo imprevisto de la jugada. Pero le costó entrar en contacto con la pelota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *