El Real Madrid sigue lucha de Liga

Gleyber fuera mientras espera resultados
mayo 13, 2021
Pujols ya es agente libre
mayo 14, 2021

El Real Madrid sigue lucha de Liga

El Real Madrid quiere pelear la Liga hasta la última jornada. Los blancos, pese a un once de circunstancias, tuvo una buena actitud y fue muy superior a un Granada, que se jugaba sus últimas opciones de entrar en Europa, y apenas mostró algunos fogonazos en la segunda mitad. Muy poco para hacer frente a un rival que sigue a dos puntos del Atlético de Madrid, con la visita a San Mamés en perspectiva, donde deberá volver a ganar para sobrevivir en la jornada unificada del domingo.

El conjunto madridista se encontró un escenario más plácido de lo esperado. El Granada no apretaba como en otras ocasiones y ello ayudó a que los jóvenes que Zidane puso en liza, Marvin y Miguel en los carriles, no se sintieran para nada intimidados. Zidane reservó a Kroos y no le hizo falta su concurso.

Benzema acarició el gol en un cabezazo antes de que Modric estenara pronto el marcador. Miguel le lanzó un preciso pase bombeado desde el lateral izquierdo y el croata envió el balón entre las piernas de Rui Silva. El Madrid se avanzaba encontrando muchos huecos y Marvin, entrando desde atrás, cruzó en exceso en la acción que pudo ser el segundo.

Al Granda ni se le vio. Ni atacaba ni presionaba como es habitual. Vinicius se encontró con una autopista al borde del descanso, aunque definió con su habitual torpeza. Rodrygo fue otra historia. El brasileño sí que culminó con un gran lanzamiento cruzado para poner el segundo en el descuento de la primera parte.

El conjunto nazarí despertó tras una primera ocasión de Valverde al salir de la caseta. No le quedaba otra que estirarse, aunque sin crear sensación de peligro. El Madrid se sentía cómodo defendiendo y saliendo a la contra. Un Modric muy entonado comandaba las transiciones y en una de ellas habilitó a Vinicius, con caño incluido, aunque el brasileño siguió a lo suyo, es decir, fallando.

Amago de reacción

Zidane pensó ya en el partido ante el Athletic y a la media hora ya había agotado cuatro cambios. Odrizola, Isco, Hazard y Asensio no entraron precisamente como un cañón y el Granada se creció. Luis Suárez no llegó por los pelos a rematar a puerta vacía, pero sí que disparó con potencia para que Courtois solo pudiera rechazar y dejara el balón a los pies de Jorge Molina para recortar distancias.

Un gol que, sin embargo, fue un espejismo. Odriozola, que se había dormido en el gol del Granada, apareció para fusilar un pase de Hazard y Benzema aprovechó una salida alocada de Rui Silva para lograr el cuarto a puerta vacía.

El partido quedó sentenciado y Zidane pudo guardar a su máximo artillero, Benzema, para que saliera Mariano. Solo quedaban unos últimos minutos de trámite para cerrar la victoria. Eso sí, Courtois no quiso que su estadística se ensuciase y sacó una mano impresionante para evitar el tanto de Quina, así como desbarató un mano a mano ante Luis Suárez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *