Italia mira el Catenaccio desde el retrovisor

Ohtani bateará y lanzará en el All-Star Game
julio 6, 2021
Ohtani, Jugador de la Semana de la L.A.
julio 7, 2021

Italia mira el Catenaccio desde el retrovisor

Italia ya no es lo que era. Atrás ha ido quedando aquel juego rústico, antiestético y robusto que ejecutaba. Fueron esclavos de un sistema como el Catenaccio que prioriza los esquemas defensivos cerrados, que se ocupa más por destruir que por construir, entregando el balón al equipo contrario a la espera y el acecho de un descuido. El juego del cerrojo, del jugar para no dejar jugar. Patético y rudo que convierte a los jugadores en rehenes de un sistema que les limita la capacidad de creación. Resultadista, de eso no hay dudas. Italia levantó trofeos en Copas Mundiales y Eurocopas gracias al Catenaccio. Aún queda algo de eso entre los italianos. Un esquema sembrado en el ADN del fútbol de ese país durante muchas décadas es difícil de erradicar (Chiellini es una muestra de eso) pero esta Italia de Mancini adora la posesión de balón, el juego de circulación, el toque, la creación y la complicidad de sus centrocampistas. El gol es consecuencia del trabajo en equipo, de las jugadas ofensivas de laboratorio, prefabricadas. Con un fútbol vanguardista y moderno, esta Italia aprendió a sufrir, a sudar sin renunciar al juego vistoso. Los tiempos de Arrigo Sacchi han quedado atrás, muy atrás. Ahora Italia juega al fútbol total, porque el fútbol también es una obra de autor y este se llama Roberto Mancini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *