Egan dio paso gigante para la conquista del Giro

Turnbull y Kluber, Jugadores de la Semana
mayo 25, 2021
Vladimir pega el 16 y es líder
mayo 26, 2021

Egan dio paso gigante para la conquista del Giro

La etapa reina del Giro de 2021 se convirtió en una menina o simple dama de compañía para mayor gloria de Egan Bernal, a pesar de que el colombiano la definió como “una mierda” y probablemente habría asestado un golpe igual de contundente a sus rivales con Fedaia y Pordoi en el trazado. La supresión por el mal tiempo de estos dos símbolos de los Dolomitas dejó a La Crossetta y Giau como dificultades del día. Aun así, el líder aprovechó el terreno disponible para endosar unas buenas minutadas al resto de aspirantes a un título que, salvo desgracia, tiene prácticamente asegurado. En Cortina d’Ampezzo firmó su segunda victoria parcial (del Giro y de la temporada) para acercarse un poco más a su segunda grande, tras el Tour de Francia de 2019.

Un baño de Bernal bajo el aguacero, con el detalle de la celebración en maglia rosa, sin el chubasquero. Damiano Caruso, sorprendente segundo clasificado, se encuentra ahora a 2:24. La maldición del Landismo: uno de los gregarios de Mikel Landa en el Bahrain, en el cajón provisional. Hugh Carthy, tercero, está ya a 3:40. A Aleksandr Vlasov, a 4:18; Simon Yates, a 4:20; y Giulio Ciccone, a 4:31, les faltan piernas, pero las diferencias por el podio no superan el minuto. Remco Evenepoel desapareció del top-diez (le cayeron 24 minutos) y su retirada se rumorea con demasiada fuerza. Aunque en Italia se hablaba más del recorte del tappone dolomítico.

En la edición de 2020, el pelotón se plantó nada más tomar la salida de Morbegno porque, en su opinión, llovía y hacía mucho frío para completar los 258 km hasta Asti. La organización del Giro montó en cólera y amenazó con querellas, de las que nunca más se supo. La jornada tuvo 134 km menos y graves acusaciones, pero se impuso la voluntad de los ciclistas. No apetecía la maratón. En esta ocasión, y con el precedente del año pasado, RCS, la empresa responsable de la ronda italiana, y los árbitros decidieron que existía un riesgo demasiado elevado para que se subieran Fedaia y Pordoi con tanta nieve y temperaturas tan bajas.

Los corredores, a través de su asociación, ACP, mostraron su desacuerdo. Esta vez sí querían una paliza de 212 km y cuatro colosos, con la general por decidirse y antes del segundo día de descanso… y no en vísperas de Sestriere. Por H o por B, dos Giros desnaturalizados. Siempre se compitió con unas condiciones adversas si no peligraba la integridad de los protagonistas. Con las carreteras despejadas, no lo parecía. Y con ocho escapadas exitosas de 16 etapas y un dominio aplastante de Egan Bernal, el Giro de 2021 no brilla precisamente por su calidad.

Una numerosa fuga de 25 corredores intentó elevar el porcentaje de acierto de los jornaleros. Únicamente Vincenzo Nibali, Joao Almeida, Davide Formolo, Gorka Izagirre y Antonio Pedrero, los más fuertes, quedaron en cabeza cuando el Education First empezó a incrementar el ritmo en el grupo de los favoritos, con continuidad a cargo del Ineos y un ataque de Bernal en Giau. Gorka estuvo a punto de empotrarse con una furgoneta aparcada en un descenso, un susto que le llevó a meterse en la cuneta. Mientras, el rosa cazó a Pedrero cuando el catalán lideraba la etapa. No es el Giro de los españoles. Es el Giro de Egan Bernal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *