Bucks responden sin Anteto

Anunciados los titulares para el All-Star
julio 2, 2021
Murray sale en defensa de los sanitarios
julio 2, 2021

Bucks responden sin Anteto

En un año en el que las lesiones se están cebando como nunca con las estrellas de la liga (Jamal Murray, Jaylen Brown, Anthony Davis, Mike Conley, James Harden, Kyrie Irving, Kawhi Leonard…) es hasta lógico lo que ha pasado esta noche. En el quinto partido de la final del Este entre Milwaukee Bucks y Atlanta Hawks tampoco estaban los dos mejores jugadores, uno por cabeza: Giannis Antetokounmpo y Trae Young. Así que la bandera de la excelencia la tomó un currante, un soldado que lleva vida y media en la NBA y que hoy ha vivido uno de los grandes momentos de su carrera. Brook Lopez, con sus 33 puntos (mejor marca en playoffs), deja a su equipo a una victoria de las Finales de la NBA.

A diferencia de lo que había ocurrido en los dos duelos anteriores en Atlanta, los Bucks salieron a matar. Porque en el tercero, que acabaron ganando, se vieron rápidamente 15 abajo, mientras que en el cuarto nunca estuvieron por delante en el marcador. Justo lo que pasó anoche, pero al revés. Esta vez fueron los Hawks los que se vieron superados por la energía y las ganas del rival y jamás tomaron la delantera. El parcial del primer cuarto (36-22) fue decisivo. El dominio en la pintura por parte de los Bucks, obsceno. Los de Atlanta no cogieron su primer rebote defensivo hasta el minuto 8 de partido. Entre otras cosas porque su rival acertaba más que fallaba, pero también porque se dejaban comer la tostada una y otra vez bajo su canasta, de la misma manera que bajo la del rival. En el primer cuarto, en el que los Bucks llegaron a ir ganando por 20 puntos, la diferencia en la pintura fue de 28-8, que se extendió hasta el 66-36 final.

El partido de Lopez es un paradigma de todo esto. Un jugador acostumbrado en los últimos tiempos a buscar el tiro exterior, a la moda del pívot moderno, sólo tiro dos veces de tres y no metió ninguno… Y aún así logró su mejor anotación en un partido de las eliminatorias por el título. Que no estuviese Antetokounmpo le obligó a jugar mucho más por dentro y él pasó el examen con nota. Los mismo que el resto de lugartenientes del griego, que se fueron por encima de los 20 puntos. Khris Middleton con 26, 13 rebotes y 8 asistencias, y Jrue Holiday con 25, 6 y 13. Y no menos importante fue el sustituto de Giannis en el quinteto titular, Bobby Portis, que se fue a los 22 tantos y 8 rechaces y que escuchó como la grada del Fiserv Forum coreaba su nombre.

Mañana por la noche, sexto partido en Atlanta. La participación de Trae Young «se tomará antes del partido», ha dicho Nate McMillan, mientras que de Antetokounmpo no hay actualización de su estado. Esta noche estuvo sentado en el banquillo y horas antes había trabajado en solitario en el gimnasio, aunque se desconoce la intensidad y el tipo de ejercicio que hizo. Lo que está claro es que hoy les corre más prisa a los Hawks que a los Bucks recuperar a su estrella. Porque los de MIlwaukee, después de varias temporadas como favorito que se estrellaba antes de la batalla final, esta vez sí está a un paso de las que serían sus primeras Finales de la NBA desde 1974. Casi nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *