Checo Pérez ganó en Azerbaiyán

Clippers acaban con sueño de Doncic
junio 7, 2021
Floyd domina a Paul en combate sin resultado
junio 7, 2021

Checo Pérez ganó en Azerbaiyán

Los Red Bull ejercieron de morlacos en el encierro de Bakú, pero no era 7 de julio, sino 6 de junio, y no conviene celebrar antes de tiempo. Verstappen había firmado un carrerón digno del líder del Mundial y su equipo iba camino del primer doblete desde Malasia 2016. Habían arrasado el GP de Azerbaiyán cuando, a tres vueltas del final, su RB16B se revolvió por un pinchazo inesperado y golpeó violentamente contra los muros a muy alta velocidad. Instantes antes, le había ocurrido algo similar a Stroll con unos neumáticos muy fatigados. De 25 puntos a cero. Lo inexplicable es que Hamilton no sacaría rédito de la situación porque llegó al final de la carrera sin frenos. Fue un enorme Checo Pérez quien ganó en Azerbaiyán, gigante a la altura de Red Bull que pilota y el compañero que tiene, flanqueado en el podio por Vettel (Aston Martin) y Gasly (Alpha Tauri).

El resultado final se explica mejor desde el principio. La carrera fue plana hasta su ecuador. Leclerc defendió tímidamente la pole al inicio, pero pronto le superó Hamilton y no mucho más aguantó a Verstappen y Pérez. Los cambios de neumáticos situaron al Mercedes por detrás de los dos Red Bull y al inglés, incapaz de toser al Checo a pesar del DRS y la ventaja del rebufo. Atrás, Sainz cedió un puesto en la arrancada y Alonso ganó otro.

En la octava vuelta empezaron las paradas en boxes, que complicaron la jornada a los dos pilotos españoles. El madrileño salió detrás de los Alfa Romeo y con los neumáticos duros fríos perdió el control en una escapatoria. Evitó el accidente, pero su error le hizo perder demasiados segundos valiosos que le desconectaron de la zona media. El asturiano, mientras tanto, se mantuvo en tierra de nadie sin posibilidad de puntos, en aquel momento.

Hubo un aviso, en la vuelta 30 el Pirelli trasero izquierdo de Stroll estalló en plena recta. El canadiense no había parado todavía, era el único en esa circunstancia, y su Aston Martin chocó con fuerza contra las protecciones. El alerón delantero llegó a superar la altura de la valla de seguridad. Salió un safety car que reagrupó al pelotón. Arriba no hubo cambios, pero un renacido Vettel aprovechó la resalida posterior para superar a Leclerc y Gasly y situarse cuarto, tras los ‘grandes’. Sainz también sacó partido y se aupó hasta la novena plaza, entre los McLaren. Alonso cambió ruedas, pero se quedó todavía más lejos del tren del top-10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *