Froome llega a sus 35 con futuro incierto en Ineos

Jugadores NBA quieren entrenar en sus ciudades
mayo 20, 2020
Peter Sagan, ciclista mejor pagado del mundo
mayo 21, 2020

Froome llega a sus 35 con futuro incierto en Ineos

El pasado martes se cumplieron dos años de una de las gestas más sensacionales de la historia del ciclismo. Llevó la firma de Chris Froome en el Giro de Italia, donde atacó en la etapa 14 a 80 kilómetros de la meta del Monte Zoncolan para darle la vuelta a una clasificación general que parecía perdida para él. Días más tarde conquistó el rosa en el podio final de Roma, donde cerró el círculo de las tres grandes vueltas: 4 Tours de Francia, 2 Vueltas a España y 1 Giro de Italia.

Esa fue la última gran conquista que Froomey dejó en su palmarés, momento muy especial para recordar cuando el británico cumple 35 años en este 20 de mayo. En total, siete grandes vueltas y 46 triunfos como profesional tras once exitosos años en el conjunto Sky (ahora Ineos). Pero a pesar de gozar de una carrera altamente satisfactoria, Chris mantiene la ambición intacta de un novato. Y es que para poner el broche de oro a su trayectoria ansía ganar por quinta vez la Grande Boucle, lo que le uniría al club más selecto de la historia del ciclismo: Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault y Miguel Indurain.

Tras los pasos de Lambot

La empresa no será en absoluto sencilla por diversas razones, pero Froome tiene un espejo en el que mirarse. Sólo un corredor en la historia del ciclismo ha conquistado un Tour de Francia con 35 o más años y ese fue el belga Firmin Lambot en 1922, a la asombrosa edad de 36 años y 130 días (el más veterano en conseguirlo). En la historia más reciente, el único corredor que se acerca a tal hazaña en el siglo XXI es el australiano Cadel Evans, que conquistó su primera y única Grande Boucle en 2011 a los 34 años y 160 días.

Ejemplos que alienten su motivación no le faltarán al británico, aunque conviene repasar las grandes adversidades a las que se enfrenta. Primero, las físicas, y es que su estado continúa siendo una verdadera incógnita tras la durísima caída sufrida en Dauphiné el curso pasado (este año compitió discretamente en el UAE Tour). Y en segundo lugar, las deportivas, con un Egan Bernal que defenderá título y que ya avisó recientemente que no irá al próximo Tour como gregario de Froome o Thomas.

Será mucho más difícil derrotar al ‘enemigo’ teniéndolo en casa, algo que quizás sea diferente si Froomey decide cambiar de aires (molesto con Ineos por las palabras de Bernal), ya sea para el Tour de este año o el próximo. Mientras sopla velas y deshoja la margarita de su futuro, equipos como Movistar e Israel se mantienen al acecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *