Italia se corona en la catedral inglesa

Djokovic agranda su leyenda
julio 12, 2021
Bucks reaccionan en su casa
julio 12, 2021

Italia se corona en la catedral inglesa

Italia asaltó Wembley en una noche mágica que la convierte, 53 años después, en la campeona de Europa. Un triunfo contra viento y marea. En un estadio hasta la bandera de ingleses y tras encajar un tanto a los dos minutos, la ‘Azzurra‘ mejoró a lomos de un Chiesa infatigable y empató con gol de Bonucci. La prórroga pasó sin alterar el resultado, condenado el cetro a la tanda de penaltis. También entonces fueron por debajo tras el fallo de Belotti, pero el tiro al palo de Rashford y la paradas de Donnarumma a Sancho y Saka dictaron sentencia.

El de Italia es el triunfo de un bloque coral sin grandes estrellas que ha sabido mezclar la talentosa savia nueva con el oficio de su guardia pretoriana. Pero es sobre todo la victoria del seleccionador Roberto Mancini. Un loco, en palabras de Bernardeschi tras el agónico pase por penaltis ante España, por ser el único que hace tres años creyó que reconquistar hoy la gloria era posible.

Thank you for watching

El técnico recogió en 2018 a una ‘Azzurra‘ hundida, los últimos retazos del campeón mundial de 2006. Y con una apuesta clara por el juego ofensivo y desacomplejado, de asociación fluida y presión elevada, potenció el talento joven para devolver la confianza a una Italia que vive su mejor racha histórica. 34 partidos sin perder, a uno del récord absoluto compartido por Brasil y España

La otra cara de la moneda es una Inglaterra incapaz de reescribir su histórica desdicha. Gareth Southgate, que en las semifinales de la Euro 96 falló el penalti definitivo contra Alemania, tenía la oportunidad de cerrar el círculo. Liderar a los ‘Three Lions’ hasta su primer título desde el Mundial 66. Pero tras romper el techo de semis, su apuesta por la solidez defensiva en detrimento del talento que rebosa el equipo se quedó corta.

El gol más rápido en una final de la Eurocopa

La primera sorpresa de la noche llegó desde el vestuario. Southgate recuperó el sistema de tres centrales que solo había dibujado ante Alemania. Entró Trippier por un delantero. Síntoma, cuanto menos, de cautela. Inglaterra sabía que el tiempo podía jugar a su favor por sus superiores recursos en el banquillo: SanchoGrealishSaka o RashfordNo así Foden, finalmente descartado por lesión. Mancini, en cambio, mantuvo el once estrella que superó a España en semifinales.  

Pese a permitir el 75% del aforo, menos de 7.000 italianos frente a unos 58.000 ingleses, Wembley lucía el aspecto atronador de las grandes noches. Casi hizo olvidar los lamentables incidentes vividos en la previa. Sobre el césped, el partido empezó de forma inmejorable para los ‘Three Lions’Shaw arrancó una rápida transición en banda izquierda que acabó en el lado opuesto. Trippier puso un centro con rosca al segundo palo, a la espalda de Di Lorenzo, que el propio Shaw remató a gol con una violenta volea ajustada a la base del poste. 1:57, el tanto más rápido en una final de la Euro.

Italia entró en territorio desconocido. Primera desventaja del torneo. Inglaterra, muy bien plantada en campo propio, cerró el camino hacia el ataque ‘azzurro’ y amenazó a la contra. Cada vez que les llegaba el balón, Kane y Sterling podían correr generando sensación peligro. Phillips y Rice ganaban cada duelo en la zona ancha. El plan de Southgate salía a la perfección.

No fue hasta pasada la media hora que la ‘Azzurra‘ dio síntomas de intermitente mejora. Verratti, con Phillips pegado como un sello, e Insigne, siempre vigilado por Walker y Trippier, se encontraron al fin en el flanco izquierdo. Pero el juego, espeso, no alcanzaba. Immobile y Emerson perdían cada balón que les llegaba. Solo Chiesa, en un arranque de potencia y orgullo, disparó cerca del palo tras despegarse de RicePickford lo siguió con la mirada.

Reacción y empate de Italia

Tras el descanso, Italia trató de golpear rápido a lomos de Insigne. El ’10’ chutó arriba una falta peligrosa y ensayó sin precisión su tiro patentado. Reacción insuficiente para Mancini, que en diez minutos retiró a Barella, amonestado, y a Immobile, negado, para introducir a Berardi y CristanteInsigne pasaba a ejercer de falso ‘9’ y pronto probó a Pickford en un tiro sin ángulo. El duelo había cambiado.

La ‘Nazionale‘ empezó a carburar en campo rival. Y en los metros finales, balones a Chiesa. El ‘bianconero’ encaró todo lo que le salió al paso, puro vértigo, y exigió a Pickford en un derechazo cruzado. En plena crecida ‘azzurra’ llegó el empate. Pickford desvió al palo el remate de Verratti en una saque de esquina y Bonucci enseñó al rechace el camino a la red. A Inglaterra le entraron todos los miedos e Italia pudo adelantarse en un pase kilométrico de Bonucci que Berardi remató alto ante la salida de Pickford.

Sobrepasada pese al cambio a defensa de cuatro, Inglaterra aguantó el golpe para asegurar la prórroga. Italia, sin el lesionado Chiesa, no quiso arriesgar. Al tiempo extra no llegó Insigne, agotado. Los ‘Three Lions’ estaban más frescos, pero las ocasiones fueron parejas. Un tiro desviado de Phillips y un centro de Emerson que Bernardeschi no alcanzó a rematar. Ni siquiera la entrada de Grealish, que mejoró de inmediato a los suyos evitó la lotería de los penaltis. Southgate introdujo en el último segundo a Sancho y Rashford para lanzar, decisión que traerá cola por su fatal desenlace.

La tanda fue una montaña rusa. Pickford paró el segundo tiro a Belotti e Inglaterra se puso con ventaja, pero acto seguido falló dos lanzamientos. Rashford lo mandó al palo y Donnarumma detuvo a Sancho. La victoria italiana se daba por sentada con el chut de Jorginho, especialista y verdugo de España, pero Pickford volvió a parar. La responsabilidad recayó en Saka, de 19 años, que estrelló el tiro definitivo en el gigantesco Donnarumma. La ‘Nazionale‘ es la nueva campeona de EuropaInglaterra deberá esperar. Y ya van 55 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *