Roglic RETOMA EL LIDERATO

El inexplicable mercado NBA
agosto 20, 2021
Hoy es el pesaje Pacquiao vs Ugas
agosto 20, 2021

Roglic RETOMA EL LIDERATO

Si Magnus Cort Nielsen tuviese mano sobre los recorridos, seguro que elegiría salir siempre desde Requena. Se le da bien. De allí partió la 18ª etapa de la ronda española en 2016, rumbo a Gandía, que presentó al danés en la alta sociedad con una victoria al esprint. Luego repitió en Madrid. Y el año pasado, en Ciudad Rodrigo. La Vuelta también le gusta. Cinco ediciones después, Requena volvió a dar este jueves el banderazo de salida, pero con un cierre muy diferente en el Alto Montaña de Cullera, uno de esos finales ‘made in Vuelta’, una subida corta y explosiva de 1,9 kilómetros al 9,4% de pendiente media. El ciclista del EF Education cambió de estrategia, se metió en la fuga, y logró rematar contra pronóstico, con el aliento en el cogote de Primoz Roglic, que vuelve a vestir de rojo.

La meta era propicia para una pelea mixta. Por un lado, los gallos del corral, los que luchan por la general, ciclistas del corte de Roglic y Richard Carapaz, que ya han demostrado solvencia en estos muros. Por otro, los denominados ‘uphill finishers’, corredores del tipo de Michael Matthews, Alex Aranburu y Alejandro Valverde en sus tiempos mozos. Magnus Cort, velocista en sus orígenes, también entra en ese perfil, pero prefirió lidiar la etapa de otra manera, más arriesgada, dentro de una escapada. A pie de puerto llegó con 20 segundos que se antojaban escasos. El empuje de los capos presagiaba otro final. Carapaz, lanzado por Jhonatan Narváez, hizo la primera intentona. Luego hubo alternativas de Superman López, Matthews, Vlasov… Y del propio Roglic, que dio el hachazo definitivo para entrar justo a rueda del heroico danés.

En su misma aventura estuvieron, como de costumbre en las últimas cinco etapas, un ciclista del Euskaltel y otro del Burgos-BH: Joan Bou y Jetse Bol, ambos repetidores en estos lances. Junto a ellos rodaron Bert Jan Lindeman y Ryan Gibbons, con tanta armonía que el quinteto alcanzó los siete minutos, una ventaja que les permitía soñar con la victoria. Sobre todo a Bou, que corría por sus tierras valencianas, jaleado por sus paisanos. Bou atacó el primero en el puerto y se descolgó también el primero. Al menos se dio ese gustazo. Sólo Cort Nielsen llevaba piernas para remachar.

El BikeExchange discrepó con la actitud del pelotón, que soltó cuerda a los fugados, y colocó a sus peones a reducir el trecho. Era un buen día para Matthews, sexto al final. El trabajo intensivo dio resultados, porque la diferencia se redujo a tres minutos, aunque cayó por la borda cuando Sasha Modolo apareció por las primeras plazas y tumbó a Andrey Zeits. Tras el incidente, el equipo australiano rompió filas y abandonó la cabeza. Era un momento de tensión, con un viento amenazante que advertía de posibles abanicos. El peligro se respiraba durante todo el trazado, con caídas constantes: Valverde, Amezqueta, Ludvigsson, Rodríguez…

La carrera se quedó sin patrón durante un puñado de kilómetros, justo hasta que el viento volvió a soplar con fuerza y el pelotón, azuzado por el Ineos, con un Egan Bernal muy activo, enfiló el grupo hasta quebrarlo en varios pedazos. No hubo víctimas de caza mayor, salvo el líder Kenny Elissonde, un menudo ciclista que sufre en estas batallas. Lo suyo es volar por las montañas. Sin más presas que echar al morral, los reagrupamientos no tardaron en producirse. De momento. Un nuevo arreón, ahora provocado por el Movistar, dejó al descubierto a Hugh Carthy, que sufrió de lo lindo para volver a enlazar, tan desfondado que luego cedió 2:50 minutos en la cima. El tercero de la pasada Vuelta se despide así de la clasificación.

También perdió tiempo, bastante menos, Mikel Landa, que se dejó 27 segundos y se aleja a 1:12 en la general. Todavía está en la puja. El muro era demasiado explosivo para él. Este viernes, en el Balcón de Alicante, 9,4 km al 6,2%, se enfrentará a otro tipo de ascensión y tendremos más datos sobre el futuro del vasco. No hay descanso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *