El Lyon sorprende a la Juve

Guardiola deja en estado de coma al Real Madrid
febrero 27, 2020
Maria Sharapova anunció su retiro del tenis
febrero 27, 2020

El Lyon sorprende a la Juve

Se tambalea el proyecto de Maurizio Sarri, a 90 minutos de quedar eliminada de la Champions League. La Juventus se vio sorprendida por un Lyon desconocido, que hizo valer el gol de Tousart en un primer tiempo muy agresivo. En el que probablemente sea su mejor partido de la temporada, el cuadro de Rudi Garcia secó a un Cristiano Ronaldo en estado de gracia. 19 goles había anotado el luso en los últimos 15 partidos.

La ‘Vecchia Signora’ despertó tarde. Después de ser superada en el acto inicial, incapaz de igualar la intensidad de un OL agigantado, el cuadro piamontés busco con ahínco el empate en los 20 minutos finales. Un asedio sin cuartel que, por una vez, se quedó sin premio. 

Revés inesperado

Conocedor de sus debilidades, Rudi Garcia apuntaló al Lyon con tres centrales y dos mediocentros. Seguro atrás, el cuadro galo se fue animando ante una Juve que no hacia más que recular. Un cabezazo de Ekambi al larguero tras un saque de esquina acabó de espolear al OL, claro vencedor en la zona ancha. Guimaraes gobernaba el centro del campo y Aouar buscaba la profundidad entre líneas.

De las botas del francés nacería el 1-0. Rompió por banda izquierda y centró atrás para el remate a bocajarro de Tousart. Se echó en falta a De Ligt, que estaba siendo atendido en la banda.

Cristiano aparecía de forma intermitente como la única tabla a la que podía agarrarse la ‘Vecchia Signora’ en medio del naufragio. Partiendo desde la izquierda, el luso puso el miedo en el cuerpo al OL con dos centros peligrosos y un derechazo que rechazó Lopes. Sin embargo, antes del descanso estuvo más cerca el 2-0, en dos tiros altos de Ekambi, que el empate.

Presión sin gol

Apareció más dominante la Juventus tras el descanso. Ante un OL cada vez más cansado, los de Sarri se asentaron en terreno rival. Dybala rozó el empate de un derechazo y los galos apretaron los dientes, cada vez más exhaustos. Y los últimos 20 minutos ya fueron de asedio absoluto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *