Yankees bien entusiasmados con refuerzos

CAMACHO-QUINN GANA ORO PARA PUERTO RICO
agosto 2, 2021
Paul no se mueve de Phoenix
agosto 3, 2021

Yankees bien entusiasmados con refuerzos

¡Como niños con juguetes nuevos! Así se sienten la mayoría de los jugadores de los Yankees de Nueva York con la llegada de figuras como Anthony Rizzo y Joey Gallo, aunque el zurdo Andrew Heaney también pudiera ser una pieza fundamental en la mejoría de estos Bombarderos del Bronx en los próximos días.

“Es muy bueno que llegaran los refuerzos. Tú sabes que la meta es ganar”, les dijo Albert Abreu a nuestros micrófonos.

“Todo el mundo está contento de recibir a estos peloteros. Tenemos muy buenos presentimientos de que el equipo va a levantar”, me comentaba el lanzador cubano de los Yankees, Néstor Cortes Jr.

“Estoy muy contento de que tenemos dos grandes peloteros aquí en el equipo y creo que esto va a ser de mucha ayuda para nosotros”, nos decía con una sonrisa en su rostro, Aroldis Chapman cerrador del conjunto.

Rizzo y Gallo no solamente traen al equipo de los Yankees ese poder zurdo que no existía en el Bronx, sino que algo que no todos aun entienden es la frecuencia con que estos dos toleteros se ponen en bases.

Pareciera que debemos repetir una y otra vez la escena de la afamada película de béisbol “Moneyball”, en la que Brad Pitt, en su excelente actuación representando al GG de los Atléticos de Oakland, Billy Beane, le intenta explicar a todo su cuerpo de evaluadores la importancia de que los jugadores puedan alcanzar las almohadillas con frecuencia.

¿Qué tanto se embazan Joey Gallo y Anthony Rizzo?

Imaginen que si hace 20 años atrás analizáramos a Joey Gallo. Todos dirían: “Es un bateador que apenas pasa los .200 de promedio y tiene fuerza, pero nada de contacto”. Lo que hoy en día sabemos y entendemos su importancia, es que Gallo en este 2021, promedia para .217 pero su porcentaje de embazados es de .373. Por otra parte, Rizzo promedia de por vida .270, pero en su OBP se puede ver claramente un .371, con casi 100 puntos de diferencia.

En resumen, estos dos bates no sólo van a tener una relación amorosa con el muro del jardín derecho del Yankee Stadium, sino que van a ponerse en base frecuentemente, lo cual va a generar la posibilidad de muchísimas más carreras para los Bombarderos del Bronx en este 2021, temporada en la cual los Yankees, tienen un diferencial de carreras de 0. No se crean que leyeron mal, cero es el diferencial de los del Bronx, a diferencia de sus rivales divisionales Rays (+112), Red Sox (+48) y Azulejos (+107).

A los que todavía no entienden, el diferencial es la cantidad de carreras que te anotan contra las que anotas. Es decir, los Yankees han anotado la misma cantidad de carreras que han permitido, o si quieren se los traduzco más: no han producido la cantidad suficiente de anotaciones para estar dominando una división que se vaticinaba fácil para los 27 veces campeones mundiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *