El Real Madrid pasa a octavos

Fallece a los 64 años Paolo Rossi, leyenda del fútbol italiano
diciembre 10, 2020
Voit, optimista con LeMahieu
diciembre 10, 2020

El Real Madrid pasa a octavos

Pasó en el Camp Nou, en los dos duelos ante el Inter de Milán, en Sevilla y de nuevo ante el Borussia Mönchengladbach. El conjunto blanco fue muy superior a los alemanes y logró una cómoda victoria que no fue una goleada por la mala fortuna.

Eso sí, el resultado (2-0) es suficiente para lograr el objetivo que se había marcado al principio de temporada, el de pasar a los octavos de final como líderes de grupo, algo que allana y mucho el camino en los octavos de final.

Se jugaba la vida el Madrid en el que probablemente fuera el partido más importante de los blancos desde hacía mucho tiempo y el equipo sacó su mejor versión desde el minuto 1. 

Concentración absoluta, orden atrás y en el medio y una presión que asfixió a los alemanes, a los que les costó un mundo salir de su campo y crear ocasiones. Los blancos fueron pacientes, con Kroos iniciando y un Modric excelso a los mandos en la zona ofensiva y además tuvieron la suerte de cara, pues en su primera llegada llegó el tanto que abría el marcador. Un centro preciso de Lucas Vázquez desde la derecha lo enganchó de cabeza Karim Benzema para sacarse un testarazo perfecto que se coló en la portería germana.

El tanto no relajó a los de Zidane, que siguieron con su hoja de rutas marcada. Nada de bajar el pistón, había que buscar el segundo. Eso sí, el ‘Gladbach empezó a dejarse ver, primero con un tiro de Thuram que Courtois se quitó de encima como pudo, y después con la mejor ocasión alemana. Una pérdida de Lucas hizo que el Borussia montara un veloz contragolpe y Plea se plantó solo ante el portero belga. Por suerte, el delantero francés picó demasiado cruzado y desperdició la grandísima ocasión.

No fue, eso sí, más que un error aislado de un Madrid concentrado y dominante que seguía generando ocasiones hasta que Rodrygo recogió un balón desde la derecha, se sacó un centro que hubieran firmado Míchel o Beckham y Benzema no tuvo más que poner la cabeza para hacer el segundo gol de los blancos.

Estaba desatado el conjunto madridista, con Modric en trance. El croata estrelló un balón en el palo en el minuto 38, previa parada de Sommer, y después culminó una jugada de genio que él mismo había iniciado con un mágico recorte. Su zapatazo se coló por la escuadra, pero hubo fuera de juego previo de Varane y el tanto quedó anulado.

El paso por vestuarios no aplacó al Real Madrid. El peligro era la relajación y el equipo blanco no cayó en ella, sabedor de lo mucho que había en juego y que dos goles le dejaba eliminado de la Champions, nada menos. Otra jugada de Rodrygo la remato Benzema de nuevo de cabeza pero esta vez Sommer le adivinó las intenciones.

Plea, el jugador más activo de los alemanes, amenazó en un par de ocasiones, pero sin que el gol estuviera cercano, mientras que casi fue un milagro que no cayera el tercero para los madridistas. Un chutazo de Kroos obligó a Sommer a hacer una palomita, mientras que Vinícius eligió pasar cuando lo tenía todo a favor para fusilar al portero suizo tras una gran acción de Benzema en una contra.

Estaba totalmente desatado el Real Madrid en el que sin duda era su mejor partido del año. Un medido pase de Kroos con la zurda lo remató Sergio Ramos de cabeza para que Sommer se luciera, y después Benzema en el rechace estrelló el balón en el larguero.

El partidazo de Lucas casi tiene su merecido premio en un disparo del gallego tras un gran pase de Benzema, pero la suerte no estuvo de nuevo del lado blanco y el chut se estrelló en el palo.

Zidane tiró de Asensio y del canterano Arribas ante las numerosas bajas y el Madrid decidió entonces dormir el partido. Mucho más toque y ningún riesgo ante un equipo alemán totalmente incapaz de crear nada de peligro. El billete para los octavos de final estaba en el bolsillo y además como primero de grupo tras el empate sin goles en el otro partido entre Inter de Milán y Shakhtar Donetsk.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *