Favre duda continuidad de Rodgers con Packers

La Russa descarta a Pujols
mayo 11, 2021
McGregor critica a Floyd por su rival
mayo 11, 2021

Favre duda continuidad de Rodgers con Packers

Oct 2, 2011; Green Bay, WI, USA; Green Bay Packers quarterback Aaron Rodgers (12) against the Denver Broncos at Lambeau Field. The Packers defeated the Broncos 49-23. Mandatory Credit: Brace Hemmelgarn-USA TODAY Sports

Brett Favre sabe una o dos cosas sobre lo que es jugar en Green Bay y pasar de la admiración al repudio en unos cuantos meses. También sabe tres o cuatro cosas sobre lo que se necesita para abrirse paso fuera de Lambeau Field. Así que el miembro del Salón de la Fama reconoce una mala situación en los Packers cuando la ve. Y lo de Aaron Rodgers no se ve nada bien.

Creo que conozco bastante bien a Aaron, y sinceramente no veo que regrese y diga: ‘Bien, dejemos esto atrás, lo que sea que haya causado este conflicto, y voy a volver y a jugar, porque amo a los muchachos, amo a los aficionados de Green Bay’, que asumo que los ama”, dijo Favre durante una entrevista con ESPN. “Pero su conflicto no es con los aficionados ni con los jugadores. Es con la gerencia. ¿Se va a tragar el orgullo y regresar? Tal vez. Pero no veo que eso vaya a pasar.

Hace poco menos de una semana surgieron reportes que detallan el distanciamiento entre Rodgers y la franquicia, al grado de que el quarterback no estaría dispuesto a volver al equipo siempre que el gerente Brian Gutekunst permanezca en la nómina. Es una guerra de egos que podría resultar en el fin de una larga etapa de éxitos en Green Bay. O podría establecer un precedente sobre el poder que han adquirido los jugadores para salirse con la suya y dictar sus propios términos.

Es una guerra increíblemente similar a la que Favre luchó, y perdió, hace poco más de 15 años, cuando eventualmente salió de los Packers rumbo a los Jets y le cedió la corona de Green Bay a un joven talentoso e inexperto de nombre Aaron Rodgers. Tomando en cuenta los antecedentes, jugar la carta de la lealtad y el legado resulta inútil, en especial si se considera que Rodgers se ha distanciado incluso de su propia familia.

Favre, quien desde su retiro ha hablado a detalle de temas por demás delicados, desde sus adicciones y lesiones hasta el sesgo entre el deporte y la política, no tiene miedo en adentrarse en una situación que conoce mejor que nadie, porque la ha vivido. El resultado, tal como en 2008, no les gustará a los Packers y sus aficionados.

Si no hay un canje, mi instinto me dice que posiblemente él prefiera sentarse que jugar. Es sólo mi instinto”, dijo Favre. “No hay motivo para que yo diga otra cosa que lo que me dice mi instinto, y creo que ustedes conocen bastante bien a Aaron como para sentirse de la misma forma”.

En caso de que los reportes de distanciamiento traigan consigo algo de sustancia y no sean tan solo una manera poco sutil de engrosar su contrato en cuestiones económicas y/o de vigencia, la carrera de Favre y la de Rodgers van en caminos aterradoramente paralelos.

Ambos, Favre y Rodgers han jugado 16 temporadas con los Packers, los dos tienen tres premios de MVP en sus vitrinas. De igual manera, los dos tienen un título de Super Bowl y una larga lista de desconsoladoras derrotas en playoffs. Por si fuera poco, el descontento de Favre con Green Bay tuvo se fraguó desde el momento en que el equipo seleccionó a un quarterback ─Rodgers─ en la primera ronda del draft. Exactamente lo mismo que Rodgers con Jordan Love.

Favre logró abrirse paso fuera de Green Bay. ¿Será que Rodgers continúe con esa misma historia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *